Foto: Ulises Martínez
El operador fue identificado como Marcelino González, de 57 años, quien se dirigía a Silao en Guanajuato, con una carga de refacciones automotrices

Saltillo.- Un transportista perdió la vida la mañana de este viernes en un viaje que no terminó, ya que al sentirse mal decidió orillarse y lo que aparentemente fue un infarto fulminante terminó con su existencia.  

El operador fue identificado por sus compañeros como Marcelino González, de 57 años, quien según los demás transportistas se dirigía a la ciudad de Silao en Guanajuato, procedente de Laredo, Tamaulipas con una carga de varias toneladas de refacciones automotrices.  

Cerca de las 11 de la mañana, se pidió una ambulancia en el kilómetro 219 de la carretera 57 a la altura del ejido Los Llanos, con dirección a Matehuala donde se reportaba un trailero inconsciente.  

Una ves que llegaron al lugar, los paramédicos de Protección Civil de Arteaga confirmaron el fallecimiento de la persona, en el lugar ya había compañeros quienes lo localizaron por el GPS.  

Según la versión de uno de los transportistas, Marcelino había hablado con ellos en la madrugada, comentándoles que había parado a descansar en la carbonera pues se sentía un poco mal, posteriormente dijo que iba a avanzar de nuevo.

Alrededor de las 8 de la mañana vieron que el trailer de la empresa Changer no se movía y al ver que había pasado lo encontraron sin que respondiera a los llamados dando aviso al número de emergencias.  

Personal de la Guardia Nacional también arribó al lugar para tomar conocimiento del incidente y finalmente personal de la Fiscalía General del Estado, adscrito a Arteaga acudió a verificar lo ocurrido.

Una vez que se confirmó el deceso y se levantó la evidencia y entrevistas con los compañeros se procedió a trasladar el cuerpo a las instalaciones del Semefo conde se determinaría las causa de la muerte y se daría aviso a los familiares para la reclamación del cuerpo.