Foto: Jetza Múzquiz
El médico legista dictaminó que ambos hombres se hallaban ebrios al momento del arresto.

Los dos hombres que protagonizaron un escándalo callejero al usar como rehén a una niña de tres años, se encuentran bajo investigación ministerial y pronto podrían ser llevados a un proceso judicial por diversos delitos.

Fuentes de la Policía Municipal confirmaron que Tomás N, de 38 años, papá de la menor de edad, contaría con antecedentes por violencia familiar, situación que lo podría llevar a perder la patria potestad sobre su hija.

Tanto Tomás como otro de sus familiares, José Antonio N, de 43 años, involucrados en estos hechos, enfrentarían los delitos de maltrato infantil, robo, lesiones y daños, tras los acontecimientos vividos el jueves por la noche.

Como se recordará, testigos señalaron que los individuos ingresaron al 7-Eleven en la Avenida 20 y el bulevar Antonio Cárdenas, donde intentaron robar mercancías y agredieron al encargado en turno.

Al querer escapar, dejaron abandonado en la tienda a un niño de ocho años y se encerraron en su vehículo Peugeot, donde se escudaron con la nenita para evitar que la Policía pudiera capturarlos.

Tuvieron que pasar dos horas hasta que la Policía pudo sacar a la menor, quien fue resguardada por la Unif y luego entregada a la red de apoyo de la Pronnif, mientras que los responsables fueron llevados tras las rejas.