En el 2017, a Gattis no le pareció mal engañar a todos con tal de ganar la Serie Mundial. Foto: cortesía
El ex jugador de Grandes Ligas aceptó que los Astros engañaron al deporte y sobre todo a los aficionados para poder ser campeones en la temporada 2017

HOUSTON.- Evan Gattis, quien ganó un anillo de Serie Mundial con los Astros de Houston en el 2017, dijo que el equipo y sus jugadores “obviamente engañaron al beisbol y engañaron a los fanáticos” con el escándalo de robo de señas que ha sacudido el deporte.

“Todo el mundo quiere ser el mejor jugador del mundo, hombre”, dijo Gattis, quien se retiró hace apenas unos días. “Hicimos trampa, seguro. Y obviamente engañamos al beisbol y a los fanáticos. Los fanáticos se sienten engañados. Me siento mal por los fanáticos.

“No estoy pidiendo simpatía ni nada de eso. Si nuestro castigo es ser odiados por todo el mundo por siempre, pues que así sea. No sé qué se debí haber hecho, pero algo tuve que hacer. Estoy de acuerdo con eso, a lo grande. Creo que es bueno para el beisbol que lo estemos limpiando. Y entiendo que no es lo suficientemente bueno el pedir perdón. Lo entiendo”.

El mánager de los Astros, AJ Hinch, y el gerente Jeff Luhnow, recibieron castigos de un año y posteriormente fueron despedidos en enero luego de una investigación realizada por Grandes Ligas. Esa investigación confirmó que los Astros habían hecho trampa usando un sistema de robo de señas basado en cámaras durante la temporada regular de 2017 y los playoffs, ademá de  la temporada regular de 2018.

Los Astros también perdieron sus selecciones del draft de primera y segunda ronda en 2020 y 2021 y fueron multados con 5 millones de dólares. El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, dijo en enero que no despojaría a los Astros del título de su Serie Mundial.

El excoach de la banca de los Astros Alex Cora y el jugador retirado Carlos Beltrán también perdieron sus puestos como mánagers de los Medias Rojas de Boston y los Mets de Nueva York, respectivamente.

“No miramos nuestra brújula moral y dijimos que esto es lo correcto o lo incorrecto”, dijo Gattis, quien jugó como receptor y sirvió como bateador designado para los Astros en 2017. “Fue casi como una guerra de paranoia o algo así. Pero lo que hicimos estuvo mal. No hay que confundirnos: estuvo mal por la naturaleza de la competencia”.

El escándalo salió a la luz después que el ex lanzador de los Astros Mike Fiers, quien ahora lanza para los Atléticos, le dijera a The Athletic sobre la trampa de los Astros en noviembre pasado.

“(Fiers) tenía algo que decir, así que tuvo que decirlo y luego tuvimos que ser castigados”, dijo Gattis. “Porque si no, ¿entonces qué? Sería aún más descontrolado. Quiero decir, es un tema difícil. Sí, creo que mucha gente se siente engañada y lo entiendo”.

Gattis dijo que los jugadores no estuvieron bajo la presión de Beltrán ni de ningún otro jugador para participar en el esquema de robo de señas.

“Nadie nos obligó hacer nada. ¿Sabes lo que digo? La gente dice, ‘este tipo nos hizo hacer tal cosa, ese tipo nos hizo hacer otra cosa’, pero eso no es cierto”, dijo Gattis. “Pero hay que entender que la situación era poderosa. Trabajas toda tu vida para intentar batear una pelota, y ¿quieres decirme que sabes lo que van a lanzarme? era algo increíble. Es algo poderoso, y hay millones de dólares en juego. Y esa es la parte mala de eso, que hay gente que salió lastimada por eso. Y eso no está bien. Eso no es jugar el deporte de la manera correcta”.

Si bien dijo que Hinch sabía del plan, Gattis dijo: “No creo que le haya gustado”. Gattis también dijo que otros compañeros de equipo estaban molestos por lo que sucedió.

“Algunas personas también están enojadas con nuestro equipo. Como los fanáticos”, dijo Gattis. “No todos estaban muy contentos con el engaño. Unos eran compañeros de equipo, y tal vez no sentían que estaban en condiciones de decir nada. Y ahora están viviendo con eso. Yo pude haber dicho algo, pude haber hecho algo, pero no lo hice. Definitivamente no”.