Con el aderezo de la impunidad y el descaro, los eventos de la política comarcana de Coahuila se traducen en un garapiñado de trapacerías que narraré.

ENSALADA RUSA. Resulta que este día es el inicio de las vacaciones del Poder Judicial y sus magistrados y juececillos balaceras (de esos arreglados con un litro de tequila y una fresca familiar), amén de la tropa de secretarios, actuarios y auxiliares, quien en el más estilo burocrático no se ajustan a la nueva realidad y para ellos los hechos no cambian.

Después de dos meses y medio sin actividad de administración de justicia o al menos seguimiento de expedientes, solamente laboraron unos cuantos días y hoy, agotados, salen al descanso, ¡válgame dios!

Ya que estamos en el tema, las voces informativas comentan que sigue el pleito casado entre los magistrados de mentiritas: Luis Efrén Ríos y Juan José Yáñez, del mismo establo moreirista, pero de diversos estilos (igual de trapaceros), llegando al extremo de interrumpirse en las sesiones del pleno y de recurrir a berrinches de señorito para demostrar el poder que un día tuvieron, y del cual viven la amargura de haberlo perdido. El par agravia al Poder Judicial, sin embargo, el pago de la factura electoral les sigue rindiendo frutos.

Del mismo tema resurge el asunto aquel de la Camelia, es decir, que nunca más se supo nada, como la canción de los Tigres del Norte, y cuando se creía olvidado y sepultado al estilo riquelmista, estalla el cuete en la mano y las voces de la oposición exigen que se rindan cuentas de la mala administración del exmagistrado (para bien del Poder Judicial) Goyo Pérez y su danza de los millones del Ficrea. Veremos dónde termina esta triste historia de agravio.

ENSALADA GRIEGA. “La compra de carbón llega tarde, un año después de que el Presidente prometió reactivarla”, refirió Miguel Riquelme ante la liberación de la compra de carbón a los mineros de la región por parte de la CFE, y cómo no iba a denotar molestia el gerente de negocios de Moreira Mob and Bros, si ya fue regañado por el dueño del negocio desde Las Lomas, en la Ciudad de México, por la pobre defensa que su lacayo hizo de la Prodemi, la nefasta y corrupta promotora que usaron los Moreira para afianzar parte de su gran patrimonio a través de la especulación y sobrecuota de tonelada de carbón que irremediablemente era comprado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los tiempos intocables, pero a todo le llega su tiempo y hoy día son los de las venganzas a los agravios recibidos que redundan en el beneficio de los productores directos del carbón mineral, el fruto negro del desierto coahuilense que es a su vez fuente de riqueza para unos cuantos y de supervivencia para los muchos, digo supervivencia porque el salario del minero se traduce al polvo de la injusticia.

Al fin la Prodemi pagara sus culpas quedando en la ruina, lástima que esté vedado el tema de su auditoría por el sistema de blindaje “anticorrupción” que inventaron sus saqueadores. Fuerte Coahuila es, pero para blindar las fechorías. ¡Haya cosa!

ENSALADA DEL MAR. El Sistema Estatal Anticorrupción difundió, en la primera semana de julio, la convocatoria en la cual se solicita a las organizaciones de la sociedad civil a fin de que propongan candidatos para la elección de cuatro de los nueve integrantes de la Comisión de Selección, encargada de nombrar al Consejo de Participación Ciudadana del SEA. Sin embargo, la mencionada invitación llevaba jiribilla, ya que si bien es cierto la citada convocatoria fue aprobada por el Congreso desde el pasado 30 de junio, apenas el 8 de julio se comenzó a difundir entre las agrupaciones de la sociedad civil, lo que deja muy poco margen a las mismas para proponer a sus candidatos, ya que el plazo para la entrega de documentación de éstos últimos vencía el viernes 10. Se pasaron de listos en las oficinas de la Tessy y del que iba por las gorditas de la Campana para Rubén N.

Aun cuando estos cargos son honoríficos y digamos no muy atractivos, hay maneras de hacer las cosas, sin embargo, el temor a que voces disidentes formen parte del mismo, es lo que motiva a esta triquiñuela a las que se está acostumbrando la sociedad civil coahuilense, esa que esta adormilada y que perdió su capacidad de asombro.

ADEREZO DE JENGIBRE CON MIEL. “Ya estuvo bueno que las personas se aprovechen de nuestro partido para su beneficio personal”, recalcó Rodrigo Fuentes Ávila, “los priistas no vamos a permitir que se ensucie el nombre de nuestro partido”. “Vamos a defender nuestro instituto político, nuestra ideología y nuestros principios, y quienes incumplan con la ley, que se hagan responsables de sus actos”. En un momento pensé que Rigo se había puesto los pantalones y hablaba de los Moreira, pero equivocado estaba, se trataba de César Duarte. Más triste.