Foto: Vanguardia/ULISES MARTÍNEZ
El taxi sufrió severos daños y como el responsable huyó, acabó en un corralón

Debajo de la parte trasera de un camión de 2.5 toneladas quedó el frente de un taxi, los tripulantes abandonaron el auto.

Antes de las 08:00 horas de este viernes, los paramédicos de la Cruz Roja arribaron a Francisco de Urdiñola antes del cruce con Felipe J. Mery, donde se reportaban personas lesionadas, pero al llegar ya se habían retirado.

El taxi con placas de circulación 1832 CUD del transporte público y número económico 5368T se había estrellado contra una camioneta estacionada.

El vehículo es propiedad de Gustavo Juárez Sandoval, de 71 años, quien fue informado por su vecino del percance.

En la banqueta había sangre de los lesionados, de los que se mencionó que eran cuanto hombres y una mujer, quienes bajaron después del impacto y se fueron caminando.

Aunque fueron buscados por los oficiales no se logró dar con su paradero y se pidió una grúa para sacar el vehículo Y llevarlo a un corralón de la ciudad.

Momentos después llegó quien dijo ser un familiar del propietario del auto responsable, para intentar llegar a un convenio.