Siguiendo con los festejos del mes, en relación al cine mexicano, quien estuvo de manteles largos el pasado 16 de julio al cumplir 95 años de edad fue la actriz de origen argentino Rosita Quintana.

Nacida en Buenos Aires, Argentina, el 16 de julio de 1925, con el nombre de pila de Trinidad Quintana Nuñez de Koga, como otras compatriotas suyas de la talla de Libertad Lamarque y Marga López viajó a México buscando fortuna y encontró el estrellato con el nombre artístico de Rosita Quintana debutando en el cine nacional en el año de 1948 cuando protagonizó al lado del comediante Jesús Martínez “Palillo” en “¡Ay, Palillo, no te rajes!”, de Alfonso Patiño Gómez, seguida de una trilogía de éxitos en este género en el solo año de 1949 al lado de Germán Valdés “Tin Tán” en tres de sus más recordados títulos que fueron “Calabacitas tiernas”; “Soy charro de Levita” y “No me defiendas compadre”, todas ellas dirigidas por el director de cabecera del también cómico, Gilberto Martínez Solares.

Sin embargo, aunque Rosita Quintana parecía destinada a destacar en este género iniciando la década de los 50 mostró su versatilidad en una trilogía de cintas protagonizadas al lado del primer actor saltillense Fernando Soler como lo fueron por un lado las comedias “Yo quiero ser tonta”, de Eduardo Ugarte, y “Mi querido capitán”, de Gilberto Martínez Solares, ambas de 1950, seguidas del clásico drama “Susana”, bajo la dirección del maestro español Luis Buñuel en 1951, seguida de una sucesión de exitosos títulos al lado de estrellas que van de Pedro Infante a Antonio Aguilar, siendo su último filme, “Club Eutanasia”, del coahuilense Agustín “Oso” Tapia, del 2005, la que cerró “con broche de oro” su filmografía que le dio muy merecidamente el Ariel de Oro por su trayectoria fílmica en el año 2016.

Ya que mencionamos los premios Ariel, el pasado jueves 23 fue cuando la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) dio a conocer las nominaciones a su entrega número 62 del premio a lo mejor del cine mexicano del 2019 donde la película que acaparó las nominaciones fue “Ya no estoy aquí”, de Fernando Frías, con un total de 13 e irónicamente estrenada en directo a Netflix hace un par de meses, teniendo como su más cercana competencia con 12 nominaciones a “Esto no es Berlín”, de Hari Sama, estrenada en las salas de cine a finales del año pasado al igual que la ópera prima del actor José María Yazpik “Polvo”, que le sigue con 11 nominaciones y “Sonora”, de Alejandro Springall, con un total de 10. La entrega virtual se realizará el próximo 20 de septiembre por Canal 22.

Para terminar, el fin de semana volvieron a darse fallecimientos qué lamentar sobre todo en la industria del cine norteamericano empezando el sábado 25 con el del actor John Saxon a los 83 años de edad y recordado por títulos como “Operación Dragón” (Robert Clouse, 1973) al lado de Bruce Lee, o los clásicos de terror “Residencia Macabra” (Bob Clark, 1974) y “Pesadilla en la Calle del Infierno” (Wes Craven, 1984) mientras que el domingo 26 dejó de existir la última estrella del Hollywood clásico, Olivia de Havilland, a quien dedicamos estas líneas a principios de mes cuando recién había cumplido 104 años de edad y quien fuera amor platónico del coahuilense Emilio “Indio” Fernández. Descansen en paz.