Especial
Esta madrugada se llevó a cabo su entronización

TOKIO, JAP.- Naruhito visitó tres santuarios sintoístas en el Palacio Imperial este martes antes de proclamarse emperador de Japón en una ceremonia de entronización que se desarrolló esta madrugada tiempo de México.

El emperador, de 59 años, se puso una túnica blanca y rezó en Kashiko-dokoro y en otros dos santuarios. Las visitas realizadas son para reportarse a los dioses, previo a la ceremonia a la que se espera asistan dos mil invitados.

La ceremonia de entronización es el momento culminante de los rituales de sucesión que empezaron en mayo cuando Naruhito heredó el Trono del Crisantemo luego de la abdicación de Akihito, su padre. Naruhito es el 126to emperador de la monarquía hereditaria más antigua del mundo. En representación del gobierno mexicano viajó Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.