Foto: Twitter
El representante del Vaticano desayunó este lunes con López Obrador en Palacio Nacional

Luego de su reunión con el Presidente López Obrador, el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, rezó para que “México, con la ayuda de Dios y la protección de la morenita (Virgen de Guadalupe)” logre superar la cultura de la división y la violencia.

Durante la celebración de las relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano en 1992, el cardenal Parolin señaló que en la reunión con el Presidente Andrés Manuel López Obrador de esta maña en palacio Nacional, compartieron las mismas convicciones en materia de violencia y seguridad, pero de la polarización que hace el Presidente todos los días desde su conferencia no especificó nada, tan sólo su pronunciamiento.

“He podido rezar especialmente por la paz y la reconciliación en todo el mundo, en particular aquí en México para que con la ayuda de Dios, y la protección de la morenita se logre superar la cultura de la división y la violencia, y se pueda instaurar en los corazones y la sociedad una verdadera cultura de la fraternidad y la solidaridad”, mencionó.

El representante del Vaticano desayunó este lunes con López Obrador en Palacio Nacional, donde al salir no hizo ninguna declaración a la prensa que lo aguardaba en la inmediaciones del inmueble histórico, el que el INAH le dio permiso de habitar al mandatario mexicano.

López Obrador tampoco expresó una solo mensaje con respecto a la visita del enviado del Papa Francisco Pietro Parolín quien, posterior al desayuno se trasladó a la sede del Ayuntamiento donde Claudia Sheinbaum lo declaró Huésped Distinguido.

“Son convicciones que también he podido compartir durante la visita al señor Presidente Andrés Manuel López Obrador a quien agradezco su amable invitación. Al mismo tiempo me alegra transmitir el saludo y la bendición del Papa Francisco, quien acompaña con especial atención el camino del pueblo mexicano”, advirtió Pietro Parolin.

Parolin expresó también palabras de aliento para las familias que han perdido a algún familiar debido a la pandemia de COVID.

“Una oración por los hijos de esta tierra mexicana que murieron a causa del contagio, pienso en sus familias y en sus hijos, pienso en la iglesia católica en este país para acompañar espiritualmente a quienes han sufrido la enfermedad. Todos estamos llamados a asumir este desafío y a ponernos al servicio de la gente para promover un renovado espíritu de solidaridad fraterna”, subrayó.

(Con información de BPNoticias)