Foto: Omar Saucedo
Los investigan por homicidio calificado en contra del pequeño Lucas Alejandro

Saltillo, Coahuila. Al investigarse su probable responsabilidad en el delito de homicidio calificado en contra de su hijastro, el pequeño Lucas Alejandro de sólo un año y medio de edad, durante la noche del viernes le fue cumplimentada la orden de aprehensión a Mónico Felipe Monsiváis. 

Ayer sábado cerca de las 11:30 de la mañana el imputado fue llevado a la Sala Uno del Centro de Justicia Penal, donde la Ministerio Público solicitó prisión preventiva oficiosa, ya que está acusado de un delito considerado como grave.

Al dar lectura a la causa penal 205/2015, la funcionaria Beatriz Adriana Vázquez aseguró que Mónico Felipe no contaba con trabajo, por lo que el menor Lucas Alejandro estaba bajo su cuidado.

Dijo que mientras su esposa Isabel Lara Sánchez se iba al trabajo de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche, el hombre aprovechaba para someter a maltratos al bebé porque no dejaba de llorar, y al momento de estrujarlo con fuerza la cabeza del pequeño pegó en el suelo o la pared.

Fue el miércoles 2 de diciembre cuando Lucas se sintió mal y Mónico lo trasladó al Hospital Ixtlero de Ramos Arizpe, pero debido a su gravedad lo llevaron a la Clínica Uno del Seguro Social en Saltillo, donde los médicos nada pudieron hacer para ponerlo a salvo.

A Mónico Felipe se le privó de la libertad por sostener un altercado con los médicos del centro hospitalario, al argumentar que el menor se encontraba grave por una supuesta negligencia, ese lapso fue aprovechado por la Ministerio Púbico para investigar a fondo el incidente.

 

AUTOPSIA

Con la necropsia de ley se determinó que la muerte del bebé fue por un derrame subdural subsecuente a un traumatismo de cráneo, y además presentaba agresiones sexuales.

Tras someter a declaraciones al padrastro éste se negó a responder, sólo argumentó ser seguidor de la Santa Muerte, y que gustaba de realizar peleas de perros de la raza pitbull.

La juez Griselda Elizalde Castellanos, al tomar en cuenta los señlamientos, le dio voz al imputado para que diera a conocer su versión, pero no quiso dar detalles y prefirió mantenerse en reserva.

La juez, al valorar los medios de prueba que aportó la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE), decidió otorgar prisión preventiva para el imputado, y será para el próximo jueves 10 de diciembre cuando definan si amerita auto de vinculación a proceso.

Por lo tanto, el acusado pasará estos días en el área de indiciados del Cereso varonil de Saltillo.

DESPIDEN A LUCAS

Ayer entre llanto y desesperación, familiares de Lucas Alejandro y vecinos de la colonia Blanca Esthela de Ramos Arizpe, se unieron en las instalaciones del panteón San Nicolás de Tolentino para despedir y dar el último adiós al pequeño que falleció el pasado jueves.

Cerca de las 15:00 horas sus restos fueron sepultados, donde la madre del niño dijo sentirse devastada por lo que le hizo su pareja sentimental, quien presuntamente acabó con la vida del menor.
Entierro. Familiares y vecinos de la colonia Blanca Esthela despidieron con gran tristeza al bebé, que tras ser velado fue llevado al panteón San Nicolás de Tolentino, en Ramos Arizpe.

DICIEMBRE NEGRO

 Miércoles 2. Lucas Alejandro llegó al Seguro Uno con un derrame cerebral y otras lesiones; ese día su padrastro fue detenido por sostener un altercado con los médicos.

Jueves 3. El pequeño de un año y medio de edad fallece; informan que tenía huellas de agresión sexual.

Viernes 5. Mientras fuentes de la PGJE revelan que no se descartaba que su muerte fuera a causa de una caída, por la noche Mónico Monsiváis fue llevado al Cereso.

Sábado 5. Juez otorga prisión preventiva al acusado; el bebé recibió el último adiós.