Consciente. La enfermera de 33 años se encuentra en la Unidad Medica de Alta Especialidad (UMAE) 25 en la ciudad de Monterrey. Archivo / Francisco Muñiz
El pasado jueves la profesional de la salud fue inoculada y por la tarde presentó sintomatologías adversas al biológico

Tras registrarse un nuevo caso de reacción adversa a la vacuna contra el COVID-19 ahora por parte de una enfermera del Hospital General de Zona número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ayer viernes la representación en Coahuila apuntó que fue trasladada a Nuevo León para recibir atención especializada.

“Con relación a un evento supuestamente asociado a la vacunación de una enfermera del Hospital General de Zona No. 7, en Monclova, informamos que ayer (jueves) por la tarde, tras aplicar la vacuna contra el COVID-19, una enfermera de 33 años presentó sintomatología relacionada con una posible alergia”, informó la Oficina de Representación del IMSS.

Detalló que en un principio se trasladó a la enfermera al HGZ No. 7 y tras detectar adormecimiento en las extremidades, se solicitó enviar a un hospital de Nuevo León.

“El traslado se realizó anoche (jueves), como parte del protocolo de seguimiento y atención en Tercer Nivel. La enfermera se encuentra consciente y estable. Las labores de inoculación continúan y hasta hoy se han aplicado más de 5 mil vacunas”, informó la dependencia.

“El IMSS en Coahuila refrenda el compromiso de informar con transparencia y oportunidad y llama a la población a confiar en sus procesos y en todas las vacunas que se aplican”, concluyó.

Este es el segundo caso que se presenta en Coahuila, específicamente en Monclova, de una reacción adversa al biológico contra el COVID-19 de la vacuna de Pfizer.

El primero fue una médica internista de 32 años quien se vacunó el 30 de diciembre a las 9:30 horas, pero 20 minutos después, en la carpa de observación, presentó reacción alérgica: hinchazón de lengua, labios y enrojecimiento en el cuello y pecho.

Allí mismo se le aplicó un medicamento y se restableció, pero más tardes, cuando se encontraba laborando presentó convulsiones. Actualmente está hospitalizada y evoluciona favorablemente.

El más reciente caso ocurrió el pasado jueves en una enfermera, quien fue inoculada en el cuartel 105 Batallón de Infantería de Frontera, pero durante la tarde la trabajadora de la salud presentó sintomatología relacionada con una posible alergia a la vacuna.

ENTÉRESE>  El primer caso de reacción adversa atribuido a la vacuna contra el COVID-19 fue en una doctora quien habría olvidado mencionar que es alérgica a medicamentos con sulfamidas.