Fernando Alonso no pudo completar la carrera el fin de semana/ AP
Eso provocó que el piloto español de Alpine tuviera un amargo regreso a la F1

Fernando Alonso tuvo un amargo regreso a la F1 ya que tuvo que abandonar el Gran Premio de Bahréin por un problema con su monoplaza.

Sin embargo se supo que su problema en los frenos traseros estuvo causado por un papel de envoltorio de un sandwich que se cayó dentro del conducto de freno, reconoció su escudería, Alpine.

Alonso logró la novena plaza en la clasificación y llegó a ocupar la séptima durante una carrera, pero tuvo que abandonar la competencia en la vuelta 34.

Según relató el director ejecutivo de la escudería Alpine, Marcin Budkowski, durante su segunda y última parada para cambiar los neumáticos "un papel de envoltorio de un sandwich se quedó atascado dentro del conducto del freno trasero del coche de Fernando".

"Esto provocó una alta temperatura y causó daños en el sistema de frenado, por lo que le dijimos que se retirara por motivos de seguridad. Fue una muy mala suerte para la primera carrera de Fernando, teniendo en cuenta lo bien que había ido", admitió Budkowski en declaraciones a la web oficial de la escudería.

AP

Antes de ese incidente, el Alpine A521 de Alonso ya tuvo "un pequeño problema" que obligó a los ingenieros de la escudería francesa a "reducir el rendimiento del coche", según añadió el director del equipo.

El mismo Alonso admitió tras la prueba esos problemas previos a la causa final del abandono. "Los frenos han sido la causa del abandono, pero antes tuvimos algún problema con las baterías. Ha sido una carrera a contrapié, pero ha sido emocionante", declaró a DAZN F1 tras la carrera.

Fernando Alonso, que regresó de dos años de ausencia en la F1, tendrá otra oportunidad para mostrarse en el Gran Premio de Italia, que se efectuará del 16 al 18 de abril.