Confianza. El C3 cuenta con acreditación desde 2019. CORTESÍA
José María Fraustro Siller, secretario de Gobierno, informó que a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) se adquirieron 4 mil 600 pruebas y reactivos toxicológicos

El Centro Estatal de Evaluación y Confianza de Coahuila tiene como prioridad el desarrollo, profesionalización y certificación policial, con la finalidad de que la ciudadanía cuente con elementos confiables y comprometidos para brindar seguridad.

José María Fraustro Siller, secretario de Gobierno, informó que a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) se adquirieron 4 mil 600 pruebas y reactivos toxicológicos, con una inversión de más 1.2 millones de pesos.

Además se destinaron más de 3.2 millones de pesos para el equipamiento en tecnología del Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza, así como en equipamiento para el Área Médica del C3.

“Este año, por motivos de la pandemia, se aplicó un nuevo esquema a fin de reducir un riesgo de contagio, realizándose una preselección en la que se aplicó un formato con preguntas de las diferentes áreas de control de confianza, logrando satisfactoriamente bajar el índice de no aprobados en las distintas instituciones de seguridad pública municipales y estatales”, dijo.