Foto: Especial
Franquicias se quejan con la liga de que los Packers pusieron al QB en la lista IR sin tener una nueva lesión, lo que está prohibido en el reglamento

Varias franquicias de la NFL se quejaron ante la liga de que Green Bay violó las reglas sobre jugadores elegibles para la lista reservas lesionados y los Packers, por consecuencia, tendrían que liberar al quarterback Aaron Rodgers como apunta el reglamento, según un reporte de Adam Schefter de ESPN.

Las reglas de la NFL estipulan que un jugador debe haber sufrido una nueva lesión que le impida jugar por lo menos durante seis semanas para poder ser colocado en la lista de lesionados. Si ese no es el caso, su equipo está obligado a liberar al jugador cuando esté sano.

Rodgers fue activado de la lista de reservas lesionados (IR) para jugar el domingo pasado ante los Carolina Panthers, pero salió del juego porque estaba "adolorido", según el entrenador de los Packers, Mike McCarthy.

Después, Green Bay se esperó hasta el martes para anunciar su decisión de colocar de nuevo a Rodgers en la lista de reservas lesionados, luego de que los Packers estaban oficialmente eliminados de playoffs.

Si Atlanta hubieran perdido contra Tampa Bay el lunes por la noche, hubiera manteniendo vivas las opciones de postemporada de Green Bay, es posible que Rodgers pudiera haber jugado la noche del sábado contra Minnesota. Como no fue así, los Packers optaron por descartar a su mariscal de campo, por lo que los equipos se quejaron ante la NFL.

Las franquicias no creen que Rodgers haya sufrido ningún tipo de lesión contra los Panthers. El jueves, McCarthy señaló que su quarterback estaba "en modo de reposo y recuperación".

"Está en la lista IR, así que es un proceso diferente", dijo el entrenador de Green Bay. "Él es distinto porque todavía está muy involucrado. Va a las reuniones y demás, pero tiene un plan de rehabilitación distinto al de todos los muchachos en esa situación".

Si Rodgers no sufrió una nueva lesión pero fue colocado en la lista de reserva de lesionados de todos modos, las reglas de la NFL estipulan que los Packers tendrían que liberarlo, lo que nadie espera que suceda. Es por eso que varios equipos plantearon el problema y querían saber por qué los Packers reciben inmunidad.

La NFL refirió a Green Bay todas las preguntas sobre la situación y los Packers se han negado a comentar. Una fuente dijo que Rodgers no iba a tener autorización médica para jugar en el próximo juego de Green Bay, y los Packers sabían que no estaba al 100 por ciento.

Aun así, no obtener autorización médica para seguir jugando y ser colocado en la lista de lesionados son dos cosas muy diferentes, por eso provocó la ira de varios equipos en la liga. Es casi imposible pensar que los Green Bay Packers liberarán a su quarterback estrella, pero no sería extraño que la NFL le impona un castigo ejemplar al equipo y probablemente una suspensión para Aaron Rodgers.