Eric Yuan, empresario chino | Foto: Especial
Después de dos años de rechazos, el empresario chino Eric Yuan finalmente ingresó al país y ahora es el principal accionista de la firma de servicios de videoconferencia Zoom Video Communications

Tras escuchar al cofundador de Microsoft Bill Gates dar un discurso sobre la internet hace tres décadas, Eric Yuan decidió que quería formar parte del auge de las 'punto com' de Silicon Valley.

Entonces el empresario nacido en China se topó con un obstáculo. El gobierno de Estados Unidos le negó su solicitud de visa - ocho veces.

Después de dos años de rechazos, Yuan finalmente ingresó al país y ahora es el principal accionista de la firma de servicios de videoconferencia Zoom Video Communications, que recaudó 751 millones de dólares el miércoles en una Oferta Pública Inicial (OPI).

El hombre de 49 años y su familia vendieron acciones por un valor de 57 millones de dólares, según el precio unitario de la OPI de Zoom de 36 dólares. Las acciones de la compañía se disparaban a 63.13 dólares a las 13:55 horas luego de que se empezaran a cotizar en el Nasdaq de Nueva York, lo cual cifra la participación de Yuan y su familia en 3 mil 200 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

Priscilla Barolo, vocera de la empresa con sede en San José, California, declinó hacer comentarios.

Yuan, director ejecutivo de Zoom, se une a Sergey Brin de Alphabet, Jensen Huang de Nvidia y Elon Musk de Tesla, que al igual que él son inmigrantes que se convirtieron en multimillonarios tras ayudar a crear compañías en Silicon Valley.

Estados Unidos es el país elegido por más de tres cuartas partes de los chinos ricos que buscan emigrar, según el Hurun Research Institute y la consultora sobre inmigración Visas Consulting Group.

Se espera que el mercado mundial de videoconferencias aumente casi un 8 por ciento anual para 2026, según Transparency Market Research, conforme un número cada vez mayor de trabajadores desempeñan labores desde sus hogares. Zoom reportó ganancias netas de 7 mil 600 millones de dólares e ingresos por 331 millones de dólares en el año terminado en enero y ahora tiene un valor nueve veces superior a los mil millones de dólares que obtuvo tras una ronda de financiamiento hace dos años.

Antes de poner en marcha Zoom en 2011, Yuan se desempeñó en WebEx Communications, una empresa de conferencias en línea, y luego trabajó en Cisco Systems después de que esta última adquiriera la compañía a cambio de 3 mil 200 millones de dólares a comienzos de 2007.

A Yuan se le ocurrió la idea de Zoom, que cuenta con clientes como Uber y Wells Fargo, después de viajar 10 horas en reiteradas ocasiones para ver a su novia cuando eran estudiantes universitarios.

"Poder tener algún día un dispositivo inteligente y con un solo clic hablar contigo, poder verte, ese era mi sueño, ¿verdad?", comentó Yuan en una entrevista de julio con la firma estadounidense de capital de riesgo GGV Capital. "Y todos los días pensé en eso".