Especial
Según un estudio, los hombres harían menos cosas ecológicas como tender la ropa o usar bolsas ecológicas para no ser llamados gay por los que los rodean

Científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos descubrieron que hay ciertas labores para ayudar al medio ambiente que los hombres no realizan pues piensan que pueden ser considerados homosexuales.

Tal es el caso de usar bolsas reutilizables o ecológicas, así como colgar ropa en un tendedero en lugar de usar una secadora y ahorrar energía.

Ambas a menudo estaban "relacionados con el género", lo que aleja a los hombres según el estudio.

La investigación abarcó a 930 personas, y arrojó que la mayoría de los hombres consideran que existe una amenaza al hacer esas labores que causa que su masculinidad y sexualidad pueda ser cuestionada.

Esto reveló que los hombres evitan ser amigables con el medio ambiente en caso de que los extraños puedan pensar que son homosexuales

Janet K. Swim, profesora de psicología y autora del estudio, manifestó:

"Puede haber consecuencias sutiles relacionadas con el género cuando nos involucramos en varios comportamientos proambientales".