Foto: Orlando Sifuentes
Frente a alumnos y docentes de la Universidad Pedagógica Nacional, los editorialistas Javier Treviño Castro y José Domingo Ortiz expusieron que hablar de Arreola es hablar de un mundo de referencias literarias universales

En el marco del centenario del nacimiento del escritor mexicano Juan José Arreola, editorialistas del noreste de México expusieron la riqueza del legado que ha dejado a la literatura mexicana el oriundo de Ciudad Guzmán.

Frente a alumnos y docentes de la Universidad Pedagógica Nacional, los editorialistas Javier Treviño Castro y José Domingo Ortiz expusieron que hablar de Arreola es hablar de un mundo de referencias literarias universales. Es evocar la pasión por el lenguaje en su máxima posibilidad expresiva, en su sonoridad y sus sentidos recónditos, es revivir el deleite por la forma, experimentar el placer del ingenio, la risa y la vitalidad.

Tras leer y releer el legado que el escritor dejó a la literatura mexicana, aseguran que su trabajo es memoria, es depositario de una larga tradición con la que juega, a la que recrea y enriquece.

“Con Arreola se parte siempre de la tierra natal, de lo oral, de las raíces, del decir de la gente del campo para elevarse hecho arte a las regiones más altas de la cultura universal”.

Dentro del homenaje del primer siglo del nacimiento del autor, José Domingo Ortiz Montes destaca también que fue uno de los narradores más significativos de la literatura mexicana, en lo que se refiere al concepto de la brevedad de la ironía, del sarcasmo e incluso de la critica y del pensamiento ferocísimo y del dominio de la técnica.

Señaló que el gran lector, escribió cuentos, fábulas y poesías, pero inicialmente fue actor, que en Francia colaboró con Louis Jouvet.

“Uno de los autores mexicanos clave, que fundó con otros como Juan Rulfo y Octavio Paz la gran literatura contemporánea mexicana; este mes de septiembre se cumplen 100 años de su nacimiento”, recordó.