Jóvenes. La organización Christhian Skaters llevó a cabo en “La Madriguera”, Casa del Adolescente el concurso Inglorious Contest. Foto: Vanguardia/MAYRA FRANCO
La organización mundial Christhian Skaters llegó a “La Madriguera”, Casa del Adolescente, durante el concurso Inglorious Contest realizado ayer

Con el interés de llegar a los jóvenes con un mensaje de esperanza a través de la práctica del skateboard, la organización mundial Christhian Skaters llegó a “La Madriguera”, Casa del Adolescente, durante el concurso Inglorious Contest realizado ayer a las 11:00 horas.

Christhian Skaters busca ofrecer una opción a los jóvenes, especialmente a aquellos envueltos en problemas de deserción escolar, adicciones o depresión, con el fin de enseñarles un estilo de vida regido por el amor al deporte y la espiritualidad.

“Aportamos una visión del skate alejada de cualquier actitud o comportamiento autodestructivo, el skate va más allá de drogarse o tomar, nosotros les podemos ofrecer ayuda espiritual y psicológica”, señaló Yail Álvarez, quien dirige las actividades de Christhian Skaters en México.

Esta comunidad deportiva tiene presencia en la Ciudad de Mexico, Guadalajara, Toluca, Querétaro, Ensenada  con más de 600 integrantes y próximamente tendrán sede en Saltillo, dónde sus actividades serán coordinadas por Romeo García.

Respecto a la situación de un alto índice de suicidios en Saltillo, Karina Ramírez, quien se encarga de atender las necesidades referentes a equipo y bienestar de los patinadores, afirmó que esta práctica es una opción para que los adolescentes no caigan en situaciones que pudieran desembocar en depresión y poder ayudarlos a encontrar su misión en la vida.