Cortesía
El estelar jugador y uno de los postes más dominantes exigió emigrar a otro equipo que sea contendiente al título, pero los Pelicans quiere hacer un buen negocio; la NBA ya lo multó con 50 mil dólares

Toda una novela se ha convertido la relación entre Anthony Davis y los Pelicans de Nueva Orleans, luego de que el estelar jugador pidió su salida del equipo lo más pronto posible, ya que a sus 25 años de edad, desea estar en un equipo que pueda contender por el título de la NBA.

Ese arranque le costó una multa de 50 mil dólares por parte de la liga, ya que no puede buscar acomodo en otro equipo sin el concentimiento de su propia franquicia.

De hecho la directiva de los Pelicans han sido enfáticos en su postura de que no dejarán ir al jugador hasta que tengan una propuesta que los beneficie.

 

El mismo Davis también advirtió que no firmará una extensión de contrato con Nueva Orleans, según indicó su representante Rich Paul.

ESPN fue el primer medio en reportar la petición de Davis. Se trata de una solicitud que causará revuelo en toda la liga, principalmente porque la que la mayoría de los equipos —si no es que todos— tratarán de ver cómo arman un paquete lo suficientemente atractivo para los Pelicans para obtener a Davis.

“Haremos esto bajo nuestros términos y nuestro calendario”, manifestaron los Pelicans en un comunicado por escrito publicado el lunes por la tarde. Agregaron que solo aceptarán un acuerdo que “tenga más sentido para nuestro equipo y que no sea dictado por personas ajenas a nuestra organización”.

 

El comunicado también señaló que los Pelicans le han solicitado a la NBA “implementar estrictamente” cualquier regla de manipulación asociada con un canje de ese tipo.

Y el revuelo viene luego de que Davis se encuentra en la mejor temporada de su carrera, promediando 29.3 puntos y 13,3 rebotes por partido. Es casi seguro que sea elegido por sexta vez al Juego de Estrellas esta semana, cuando la NBA anuncie los planteles completos para el encuentro amistoso de este año, a jugarse el 17 de febrero en Charlotte.

 

Davis estaba en el centro de entrenamiento de los Pelicans el pasado lunes, vestido con prendas del equipo mientras se ejercitaba y recibía atención médica por el esguince del dedo índice izquierdo que lo ha mantenido fuera de la duela por cuatro partidos.

Declinó, mediante un portavoz del equipo, hablar con los reporteros, pero el entrenador Alvin Gentry dijo después del entrenamiento que el equipo entiende que la decisión de Davis “es parte del negocio”.

“Planea jugar la temporada”, comentó Gentry. “A.D. es un joven profesional y va a jugar lo mejor que pueda una vez que se mejore y vamos a hacer lo mejor para poner a nuestro equipo en una posición en la que gane partidos”.

 

La multa por parte de la NBA fue por violar una norma de negociación colectiva que prohíbe a los jugadores o sus representantes hacer exigencias de cambio de equipo para el récord.

Al anunciar la multa, la NBA catalogó los comentarios hechos por Paul como “un esfuerzo intencional para socavar la relación contractual entre Davis y los Pelicans”.

Los 50 mil dólares representan el máximo por el cual Davis puede ser multado sin que el jugador presente una queja.

Davis es elegible para firmar una extensión de cinco años y 239.5 millones de dólares este verano y podría convertirse en agente libre en el verano de 2020. Paul no presionó a los Pelicans para que movieran a Davis antes de la fecha límite de intercambio de la próxima semana, dijeron las fuentes.

Con información de AP y ESPN