Especial/ un médico identificado como Rubén Rodríguez publicó en redes sociales que ya no había camas para COVID en los hospitales privados de Saltillo y en uno público tampoco
Un médico identificado como Rubén Rodríguez publicó en redes sociales que ya no había camas para COVID en los hospitales privados de Saltillo y en uno público tampoco”

En la Región Sureste, los pacientes que requieren hospitalización han escalado de 53 a 69 casos en lo que va de la semana, con lo que ya se tiene una ocupación de 40 por ciento en todos los hospitales, aunque en los privados ya alcanza el 65 por ciento.

Ayer, un médico identificado como Rubén Rodríguez publicó en redes sociales que ya no había camas para COVID en los hospitales privados de Saltillo y en uno público tampoco”.

Ante esta situación, la Secretaría de Salud publicó un reporte hospitalario en donde informó que cerca del 60 por ciento de las camas COVID se encuentran disponibles, además solo sólo el 8.97 por ciento de los ventiladores están ocupados.

La dependencia estatal informó que de los 69 pacientes, 38 son sospechosos y 31 son portadores del virus.

La Secretaría dividió en cinco instituciones los nosocomios, en los privados es donde hay mayor ocupación con 65%, al ser los que tienen menos camas. En el rubro de Otros (donde se incluyen el Oncológico y el Universitario) se tiene un menor porcentaje de camas con pacientes, al reportar 17%.

La autoridad estatal aseguró que en esta pandemia se ha tenido como prioridad asegurar, y garantizar a todos aquellos pacientes que, por complicaciones médicas, pudieran necesitar de una cama COVID.

Además, médicos han dicho que estas camas son especiales para COVID, por lo que las áreas para la atención de pacientes ajenos a este virus, están disponibles.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.