Foto: Tomada de Internet
En Venezuela, uno de los países con mayores reservas de petróleo del mundo, la escasez de gasolina aumenta. La restricción a la venta ya entró en vigor en cada vez más estados. Además, se reporta la presencia de militares en múltiples estaciones de servicio

La situación en Venezuela se agrava. La escasez de combustible empeora, ya que las renuncias masivas en la flota de embarcaciones de la petrolera estatal del país retrasan los despachos de gasolina, publicó el diario Tribuna.

Las filas para comprar gasolina son uno de los desafíos de la vida cotidiana en Venezuela, junto con la escasez de productos básicos, los apagones frecuentes y la falta de transporte público. 

Ahora, a partir de este lunes 3 de junio comenzó el racionamiento de gasolina en los estados de Bolívar y Monagas. 

De hecho, la Guardia Nacional Bolivariana ya controla los estados de Vargas, Zulia, Táchira, Lara, Barinas, Falcón y Monagas.

Las refinerías de petróleo de Venezuela operan a menos de un cuarto de su capacidad, lo que obliga a importar gasolina. Una vez que los envíos se descargan en los muelles de importación, barcos más pequeños distribuyen combustible a las terminales en la costa, donde se carga en camiones para abastecer a las estaciones de servicio.

Pero a medida que los buques petroleros pierden ingenieros y timoneles los retrasos de las entregas son cada vez más frecuentes, según fuentes vinculadas a la cuestión. 

Desde hace semanas, la escasez de combustible en estaciones de servicio en varias zonas del país ha obligado a los automovilistas a hacer colas de hasta varios días para llenar el tanque.

Con información de Tribuna