Foto: Archivo
Aseguró que la defensa por la familia "no es incitar al odio", pero el clima se ha tensado y se ha llegado a "acusar a los padres de familia y a la iglesia de provocar homofobia y deseos de revancha".

Ciudad de México. La Arquidiócesis Primada de México espera que el presidente Enrique Peña Nieto y los integrantes del Congreso de la Unión reciban, escuchen y atiendan sus argumentos en defensa del matrimonio heterosexual.

En el editorial del semanario Desde la Fe expuso: "lo menos que se espera del presidente (Peña Nieto) es que tenga la misma apertura que tuvo con la comunidad lésbico gay (LGBTT)".

Sostuvo que el movimiento del Frente Nacional por la Familia y la Unión Nacional Cristiana por la Familia tiene como objetivo dialogar con los distintos actores políticos y sociales para que se desistan de las propuestas legales de matrimonio igualitario y la adopción de éstos de menores de edad, pues "atentan contra el matrimonio y la integridad de la familia".

Aseguró que la defensa por la familia "no es incitar al odio", pero el clima se ha tensado y se ha llegado a "acusar a los padres de familia y a la iglesia de provocar homofobia y deseos de revancha".

Refirió que como parte de ese clima de tensión, la comunidad LGBTT "quiso embestir mediáticamente, arremetiendo contra el clero con listas de escarnio que desinflaron sus protestas y los dividió profundamente".

Insistió en la construcción de un diálogo, en un marco de "una cultura de la paz, respeto y tolerancia".