Octubre y noviembre van a ser llovedores por la formación de huracanes, como el que ahora está asechando en el Caribe y que este jueves estará llegando al Pacífico y que posiblemente originará algo de humedad en la zona de influencia de las presas.

Comarca Lagunera. De acuerdo con los pronósticos de la Comisión Nacional del Agua, la temporada ciclónica estará afectada en el último trimestre del año por el fenómeno de La Niña y originando copiosas lluvias, razón por la que se determinó desfogar la presa Lázaro Cárdenas y derivar nuevamente agua por el lecho del río Nazas.

Este ha sido un año con lluvias extraordinarias en la cuenca alta del afluente en más de cinco décadas, con más de 545 milímetros, superior a la de 1986 que alcanzó los 503 milímetros, según las estadísticas de la dependencia federal.

Los meses de octubre y noviembre van a ser llovedores por la formación de huracanes, como el que ahora está asechando en el Caribe y que este jueves estará llegando al Pacífico y que posiblemente originará algo de humedad en la zona de influencia de las presas.

Actualmente la presa Lázaro Cárdenas está al 109 por ciento del nivel de almacenamiento máximo ordinario con 2 mil 950 millones de metros cúbicos y continúan las aportaciones del orden de los 500 metros cúbicos por segundo.

Ante ese panorama, la Comisión Nacional del Agua decidió conducir 200 metros cúbicos de agua por segundo por el Nazas, volumen que estará llegando esta noche a la zona metropolitana de La Laguna.

El director de Protección Civil en Gómez Palacio, Alonso Gómez Vizcarra, informó que desde el día de ayer se notificó a los moradores de viviendas localizadas en las márgenes del Nazas y que están riesgo de colapso por los hundimientos que se han presentado ene se sector.

El día de ayer se produjo un hoyanco de 15 metros de diámetro por 14 de profundidad, frente a la colonia Flores Magón, el cual se rellenó y se compactó durante la noche, para mayor tranquilidad de los colonos.

Son cerca de mil viviendas las que se encuentran en la ribera del río y en donde las autoridades han destacado la presencia de unidades tanto de Seguridad Pública como de Bomberos y de Protección Civil, con el fin de que puedan auxiliar a la población en caso de una emergencia.

El pasado mes de agosto, el agua que corrió por el Nazas durante 19 días fue de unos 400 millones de metros cúbicos, el equivalente a la capacidad de la presa Francisco Zarco.