Problema. Las fuertes lluvias inundan el norte de Saltillo. ARCHIVO
Las familias afectadas señalaron que las inundaciones no son generadas por la naturaleza, “sino por las decisiones de las autoridades”

Habitantes de 18 colonias del norte de Saltillo siguen esperando el trazo de los Arroyos Cuatro y Doce de Conagua para evitar inundaciones futuras; también solicitaron que las autoridades locales inicien procedimientos contra quienes construyeron fraccionamientos en zonas de riesgo.

Fueron 293 familias de estos sectores habitacionales las que conformaron la Alianza de los Arroyos, entre los que se encuentran representantes legales, expertos hidrológicos, peritos y topógrafos, quienes ya giraron 20 oficios a los tres órdenes de Gobierno y realizaron decenas de recorridos “sin encontrar aún una garantía de que se hará una obra integral que beneficie a todos”.

El grupo pidió a las autoridades estatales que intervengan “para que municipio no persevere con el Plan B de pasar el arroyo por las propiedades privadas desde Camino a los Zertuche a Country Club, y que los recursos destinados del ISN (200 millones) no se usen en obras para fraccionamientos privados sino para el proyecto Cuatro Bajo avalado por Conagua desde el 2015”, de acuerdo con un documento firmado por la Alianza de Arroyos.

En dicho documento las familias afectadas señalaron que las inundaciones no son generadas por la naturaleza, “sino por las decisiones de las autoridades”.

Estas afectaciones han persistido al menos 12 años, pero fueron las lluvias provocadas por la tormenta Hanna las que destaparon “negligencia y corrupción entre desarrolladores y autoridades locales”, criticó la Alianza los Arroyos.