Extradición. Jorge Torres sería llevado a Texas.
Asegura quien fuera gobernador interino de la entidad que buscará en EU ‘limpiar su nombre’

El exgobernador interino de Coahuila, Jorge Torres López, podría alcanzar una pena de 70 años de prisión en Estados Unidos por los delitos de lavado de dinero, conspiración, fraude bancario y por fraude electrónico.

Hace dos semanas trascendió que Torres López renunció a un amparo para poder ser extraditado a Estados Unidos, en donde enfrentará distintos cargos y buscará “limpiar su nombre”.

El exmandatario estatal fue acusado formalmente en 2013 en Corpus Christi de confabulación para lavar dinero, fraude electrónico y fraude bancario, publicó el San Antonio Express-News.

Torres López, quien fungió como gobernador interino la mayor parte de 2011 en sustitución de Humberto Moreira, fue detenido en febrero de este año en Puerto Vallarta, Jalisco, y se oponía a su extradición.

Carlos A. Solís, uno de los abogados del exgobernador en San Antonio, dijo que su cliente “ha decidido venir a Estados Unidos a fin de limpiar su nombre”.

El caso contra Torres López forma parte de una investigación más extensa derivada de denuncias de lavado de dinero que pesan sobre funcionarios y empresarios de Coahuila, estado que hace frontera con Texas.

Según las investigaciones, los desvíos de los que acusan al exgobernador interino de Coahuila ascienden a 8.8 millones de dólares.

La posible extradición de Torres López causó polémica y tanto en el Estado como a nivel Federal. El líder del PAN en Coahuila, Jesús de León, lamentó que el exfuncionario vaya a ser trasladado a Estados Unidos.

El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, señaló que el proceso de extradición debe ser con cuidado.

LAS PENAS

Estas serían las condenas por los cargos que enfrenta Jorge Torres López.

20años de prisión por lavado de dinero y conspiración.

30años de cárcel por fraude bancario.

20años por fraude electrónico al transferir dinero.