Tremendo 'abuso', pero de confianza. Foto: Especial
Kelsey McCarter le envió fotos a su víctima completamente desnuda. Fue la madre del adolescente quien descubrió el 'affaire' y la denunció por abuso sexual, su esposo la perdonó

Houston, Texas.- La tranquila ciudad de Knoxville, en Texas, Estados Unidos, esta conmocionada. Casi nadie de esta tranquila comunidad imaginaría que Kelsey McCarter, de 27 años, reconocería que había violado a un menor de 16 años.

Pero había otro detalle más 'picante', este joven además pertenecía al equipo de fútbol americano que dirigía su marido.

McCarter se declaró en días pasados culpable de siete cargos, incluyendo seis de abuso infantil. La joven mujer aceptó una condena reducida de tres años de prisión y, por colaborar con la Justicia, podría salir al cumplir una tercera parte de la condena.

Los encuentros sexuales con el menor ocurrieron en 2015, cuando el adolescente fue invitado a vivir con la pareja. El hecho ocurrió por la mala conducta que tenía el estudiante, y el entrenador Justin McCarter pensó que sería una buena idea tenerlo en su vivienda para ayudarlo.

Foto: Especial

Kelsey aprovechó esta situación para mantener encuentros sexuales con el joven en su propio hogar y a espaldas de su marido, quien luego de que el hecho saliera a la luz, por lo que debió renunciar a la secundaria, donde él era entrenador del equipo South-Doyle High de fútbol americano.

Foto: Especial

Su abogado —quien acompañó durante las audiencias a la familia McCarter— informó que la sentencia acordada será anunciada el próximo lunes. De no haber aceptado la oferta de la Corte Criminal del Condado de Knox, la mujer podría haber sido sentenciada a 38 años de prisión.

Se salvó de una condena mucho mayor. Foto: Especial

"Cometió un error. Ahora mira al futuro. Ella es joven y como ustedes vieron, su familia está aquí apoyándola. Su marido es otra fuente de fuerte apoyo. Está arrepentida de lo ocurrido. Es duro y continuará siéndolo", indicó Doug Trant al diario Knoxville News Sentinel.

La escuela del escándalo. Foto: Especial

La mujer y la víctima tuvieron sexo muchas veces entre febrero y diciembre de 2015. Mientras el menor regresaba a su hogar, McCarter le enviaba videos sexuales. Finalmente, la madre del joven supo sobre la historia y decidió denunciar a la mujer por violación.