Hola, necesito comentar lo que me pasa por que ya toqué fondo, pero quiero salir adelante. Mi problema es que me da miedo que mis decisiones no sean acertadas y mi historia es la siguiente: tengo nueve años de matrimonio y dos bellos niños. Resulta que casi todo el tiempo tengo problemas con mi esposa, empezando porque ella es muy apegada a su familia y con tal de ayudarles es capaz de ignorarnos, también es muy celosa, ya ni puedo salir con mis amigos porque piensa que estoy con alguien, detesta a mis padres y a mis hermanos, a pesar de que ellos ni se asoman por mi casa, hasta hace poco estaba desempleado (siempre he trabajado), pero gracias a Dios conseguí dos trabajos, no es la gran cosa pero es todo un esfuerzo. Hasta hace un día creía que era el hombre más feliz del mundo, pero resulta que mi esposa se estaba comportando hipócritamente, realmente me sorprendió, pero su intención era conseguir que yo apoye a su familia en una construcción que quieren hacer, al no acceder, me empezó a agredir verbalmente y me dijo que yo era un mantenido, y que todos sus allegados pensaban lo mismo,tenemos un coche y yo lo utilizo por mis trabajos y me dijo que mejor que lo vendamos, ella tiene un buen trabajo y me dijo que yo no puedo estar viviendo de ella, y muchas otras cosas más y lo mismo todo el tiempo, reacciones obvias por no apoyar a su familia, realmente ya estoy harto, no soporto esta situación, traté y traté de cambiar a mi esposa pero ya estoy convencido que las personas no cambian. No quiero que mis hijos sufran más, ya mucho daño les hemos hecho. Le agradecería un consejo.

Esposo Desesperado

Estimado Esposo Desesperado:

Pon las cosas en una balanza y medita bien, si amas a tu esposa pelea por ella. Lo de pelear no es literal, se trata de poner las cosas en perspectiva y si decides que sí, entonces sentarte a hablar con ella, para juntos trazar un plan para que las cosas mejoren entre ustedes y como consecuencia, sean mejores para sus hijos. Ahora bien, déjame decirte que cuando decidiste casarte con ella, la aceptaste con sus defectos y virtudes; por eso querer que cambie es equivocado. En todo caso, y si piensan continuar juntos, pueden plantearse el ir a terapia, pero los dos, para buscar la manera de hacer más llevadera la situación. Así podrían modificar hábitos nocivos e intentar conciliar situaciones que les generan problemas.

apartado500v@gmail.com