Mexsport
Boselli y el 'Rifle' fueron los verdugos de los veracruzanos

Una semana más para los Tiburones Rojos en el limbo del descenso.

Tras tres importantes triunfos consecutivos, el cuadro escualo no pudo aventajarse ante los Esmeraldas de León y cayeron en el Luis “Pirata” Fuente con marcador de 2-1.

Esta era una de las últimas tres pruebas que le faltan a Guillermo Vázquez, aprovechando los malos resultados de los Lobos BUAP, quienes dependen de lo que los veracruzanos hagan, y ahora pueden dormir, si bien no tranquilos, al menos con menos desesperación.

Con otro lleno total en el recinto del fraccionamiento Virginia, todo parecía indicar que era el escenario perfecto para que el Tiburón sacará un cuarto triunfo, pero Mauro Boselli se encargó para que la historia no fuera la misma.

En el minuto 42, el delantero argentino colocó un certero cabezazo en la meta de Édgar Melitón Hernández y hacer el 1-0.

Los equipos se fueron al descanso y para tratar de recomponer el trámite del juego, Vázquez sacó de la banca a Christian “Polaco” Menéndez buscando, al menos, emparejar el duelo, y sucedió.

Tras un milimétrico centro de Richard Ruiz, Menéndez sacó un gran testerazo de calidad al 62’, anotando el parcial 1-1 que, si bien no era el mejor resultado para los Tiburones Rojos, era el menos peor.

Pero lo que podría ser una noche tranquila en el Puerto, terminó en una velada triste.

En el minuto 81, a nueve de terminar el encuentro, Andrés “Rifle” Andrade liquidó las aspiraciones momentáneas de su rival y con un tiro dentro del área chica hizo el 2-1 definitivo.

Ahora, los Tiburones Rojos empezarán la semana con un cociente de 1.0600, con la idea de que la historia para la salvación del descenso, aún no termina.

Así marcha la porcentual del Clausura 2018/Liga MX