Foto: Juan Francisco Valdés
En el área de urgencias informaron que la niña ameritaba internamiento, pero la lesión no pone en riesgo su vida

Lucero Jaqueline, la niña de tan solo un año y 10 meses de edad que sufrió una caída de la cama donde dormía, se encuentra estable.

De los hechos tomó conocimiento la Unidad de Integración Familiar. Tras la investigación se determinó que la menor despertó y por los movimientos que hizo sufrió la caída.

Sus padres se encontraban en la cocina cuando sucedió el percance, y aunque aseguran que la niña no hizo ruido; al escuchar el golpe fueron a la recámara.

Ahí vieron a la menor en el piso, inconsciente y con la mirada hacia arriba y como no le detectaron pulso, solicitaron ayuda al sistema de emergencias 911 al ejido La Rosa, localizado en el kilómetro 40 de la carretera Torreón-Saltillo.

Debido a la gravedad de la niña, sus propios padres la abordaron a una camioneta para trasladarla rumbo a Saltillo.

La paciente fue interceptada por bomberos por el kilómetro 8 de la carretera Torreón. Informaron que la menor presenta golpe en el cráneo que no fue de gravedad.