AP
Ya se afina detalles y permisos de todos los involucrados para llevar por primera vez en la historia un partido de la Liga Española en los Estados Unidos

BARCELONA.- La Liga Española de Futbol intentará nuevamente realizar un partido en Miami, pese a que desistió de esos planes la temporada pasada tras enfrentar la oposición de otras entidades del deporte.

La Liga anunció el jueves que le pidió a la Real Federación Española de Futbol que permita que el partido del Villarreal como local ante el Atlético de Madrid, el 6 de diciembre, se juegue en el Hard Rock Stadium en Miami.

Un pedido similar de la Liga la temporada pasada, para que el duelo entre Barcelona y Girona se disputará ahí en enero, fue rechazado por la federación.

La Liga organiza los torneos de las máximas dos divisiones del futbol español. La federación se encarga de la reglamentación y los calendarios de competiciones profesionales y amateur.

Después del fallido plan para el Barcelona-Girona en enero, la Liga ahora asegura que ha realizado más consultas. La federación no dio el aval y el gremio de futbolistas criticó los planes por no haber sido consultado.

“Los jugadores y cuerpos técnicos de ambos equipos han sido informados y han mostrado su entusiasmo por poder llevar su futbol a los aficionados de Estados Unidos”, dijo La Liga en un comunicado el jueves. “También la Asociación de Futbolistas Españoles ha sido debidamente informada de la solicitud”.

Aunque la federación ha impedido que La Liga lleve sus partidos al exterior, trasladó su Supercopa a Marruecos el año pasado y contempla llevar futuras ediciones a Arabia Saudí.

“Podemos retrotraernos a hace un año y poner las mismas declaraciones", dijo el presidente de la federación Luis Rubiales. “Hay un posicionamiento del Comité Ejecutivo de FIFA de que cuando un partido de la competición local se juega en el estadio del equipo local, mientras que cuando es una competición con sede neutral se puede disputar fuera de ese estadio. Seguimos estando en FIFA y UEFA y seguimos teniendo esa opinión”.

El Consejo de la FIFA se opuso a la iniciativa el año pasado, aunque su permiso para el partido no es obligatorio. Las confederaciones regionales involucradas —la UEFA en Europa y la CONCACAF en Norteamérica— también podrían rechazar dar su aval.

Ni la FIFA ni la federación española intervinieron para impedir que la final de la Copa Libertadores del año pasado fuera trasladada de Buenos Aires a Madrid, luego que el partido de vuelta en Argentina no se pudo disputar por una agresión al autobús que llevaba al plantel de Boca Juniors al estadio a de River Plate.

La Liga presentó un recurso legal contra la Federación Española con el fin de montar el partido en Estados Unidos.

Los partidos en Estados Unidos forman parte del acuerdo de 15 años que La Liga firmó con la empresa de entretenimiento deportivo Relevant, que organiza la Champions Cup, un torneo de amistosos de clubes durante el receso de verano en Europa, jugándolos en todo el mundo. Relevant radicó demandas ante la Federación Estadounidense de Futbol en un corte federal y otra del estado de Nueva York en procura de permitir que partidos de ligas domésticas se jueguen en territorio estadounidense.

Llevar los partidos fuera de las fronteras de España entra en la estrategia de La Liga de competir contra la abrumadora pujanza comercial de la Liga Premier inglesa.

“Esperamos que esta vez podamos realizar esta acción positiva para todo el mundo, como otras ligas como la NFL y la NBA lo hacen cuando tienen partidos en el exterior”, dijo el presidente de La Liga, Javier Tebas.

Los dueños de abonos del Villarreal recibirán una compensación por perderse un partido en su estadio. Podrán recibir un descuento del 40% al adquirir su próximo abono, entrada y desplazamiento en tren gratis (máximo de 3.000 aficionados) para el partido de vuelta en el estadio Wanda Metropolitano del Atlético o un viaje pagado a Miami (límite para 600), detalló La Liga.

El Atlético marcha tercero en la actual temporada, por detrás del Barcelona y el líder Real Madrid. El Villarreal se ubica a mitad de tabla.

El presidente del Villarreal, Fernando Roig, opinó que exportar un partido liguero beneficia integralmente al futbol español.

Estados Unidos es un país muy importante donde, además, tenemos academias oficiales del club y realizamos distintas actividades con el futbol formativo”, dijo Roig.

El partido comenzaría a las 4 de la tarde, hora de Miami, las 10 de la noche en España.

“El Atlético de Madrid trabaja cada temporada para expandir e impulsar nuestra marca en todos los continentes y la disputa de este encuentro en Estados Unidos nos permitiría seguir trabajando en ello”, dijo el director ejecutivo del Atlético, Miguel Ángel Gil. “Además, lograríamos acercar el fútbol español a los aficionados y seguidores que viven fuera de nuestro país. Sería un gran partido que marcaría el futuro”.