El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, dijo también que los recursos del Fondo de Estabilización que acaba de enviar la Secretaría de Hacienda a las entidades es en realidad recursos que ya le pertenecen a los estados y no son ni extraordinarios, ni tampoco compensan el total de la caída en participaciones

Con las disminuciones en las participaciones federales y los ingresos propios, derivados de la pandemia, el estado mantiene un déficit de más de 2 mil 100 millones de pesos en su recaudación en base al presupuesto proyectado, afectando también a los 38 municipios, explicó el administrador Fiscal General, Javier Díaz González.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, dijo también que los recursos del Fondo de Estabilización que acaba de enviar la Secretaría de Hacienda a las entidades es en realidad recursos que ya le pertenecen a los estados y no son ni extraordinarios, ni tampoco compensan el total de la caída en participaciones.

Entre julio y agosto la entidad recibió 793 millones de pesos del Fondo de Estabilización, el cual se activa una vez que hay caída drástica en las participaciones federales; de ese recurso recibido por Coahuila el 20 por ciento tiene que enviarse a los municipios, explicó Javier Díaz.

Sin embargo, el Presupuesto contemplaba que Coahuila debería haber recibido cerca de 2 mil 500 millones de pesos de participaciones federales en ese período, que no llegaron, y lo único que llegó fueron 793 millones de pesos del Fondo de Estabilización.

El déficit en el presupuesto estatal, considerando que de ese recurso se debe entregar 20 por ciento a los municipios, es de mil 700 millones de pesos hasta el mes de julio de 2020.

Pero a la vez, Coahuila también presenta un déficit en recaudación de ingresos propios por el orden de los 400 millones de pesos, esto también producto de la pandemia.