Apartir de que Gianni Infantino fuera ungido como presidente del máximo organismo que rige el balompié en todo el orbe, era predecible que múltiples cambios se iban a imponer a las reglas de juego, tal y como ocurrirá durante los Juegos Olímpicos, Río de Janeiro 2016, en donde se autorizará la realización de un cuarto cambio, siempre y cuando, éste se lleve a cabo en el tiempo extra. 

Me parece una buena medida, toda vez que, uno de los principales espíritus de la regla de juego es el de proteger la integridad física de los jugadores, de modo que esta innovación podría ayudar a que un futbolista que ya haya sufrido demasiado desgaste durante los primero 90 minutos de juego, en el alargue pueda ser sustituido. 

¿Se acuerdan de la final del campeonato mexicano Toluca- Cruz Azul, en 2008, en donde Cruzalta “reventó” a Villaluz? (era penalti y expulsión para el jugador escarlata).

Pues los cementeros tuvieron que jugar varios minutos de la parte complementaria y ambos tiempos extra con 10 hombres, porque ya no tenían cambios. Digo, si ya hubiera estado implementado el cuarto cambio en tiempo suplementario, un sustituto habría entrado por César Villaluz (quien yacía conmocionado en el hospital) y tal vez no se hubiera coronado el Toluca; es decir, ambos equipos hubieran tenido 11 jugadores otra vez. 

Pero las modificaciones a la regla están aquí, son un hecho irreversible y vienen en serio. Se tratará de la mayor renovación a la ley que rige nuestro querido deporte, en sus 135 años de existencia y los principales cambios entrarán en vigor a partir de junio de 2016. Supuestamente se trata de simplificarla (para esto le suprimieron 10 mil palabras) y de hacerlas más comprensibles para todo el público. 

Se autorizará el uso del video, en forma experimental durante 2 años, y ya son 13 países los interesados (entre ellos México, por supuesto) en entrarle al quite. Pero igual cuando se autorizaron el quinto y sexto árbitros el balompié nacional ya andaba de “nalga pronta” y a la mera hora salieron con que “dice mi mamá que siempre no”. 
Lo que más me preocupa es quiénes revisarán las jugadas en el video, porque si son los mismos que cada semana suben jugadas polémicas en la página web de la Liga MX y, queriendo dormir al velador, todo le justifican a los silbantes... estamos fritos. 

Comentarios: ebrizio@hotmail.com