Si ya empezaste a ver la serie ‘Historia de un Crimen: Colosio’ de Netflix seguramente ya sabes de qué discurso estamos hablando; el 6 de marzo de 1994 la historia del político mexicano quedó escrita para siempre en un exitoso mitin organizado en el Monumento a la Revolución

Este viernes 22 de marzo se estrenó en la popular plataforma de streaming “Historia de un Crimen: Colosio”, una serie de ocho capítulos que relata el magnicidio de Luis Donaldo Colosio Murrieta, candidato presidencial del PRI, quien fue asesinado la tarde del 23 de marzo de 1994.

A casi 25 años de este terrible suceso, el primer capítulo de la serie de Netflix refuerza la idea de que el discurso pronunciado por el político sonorense el 6 de marzo fue el que marcó su destino. A partir de ese momento se integró al ambiente una sensación de desasosiego sobre "algo" que podría ocurrirle al candidato.

FOTO: INTERNET

Pocas horas después de su estreno, “Historia de un Crimen: Colosio” se convirtió en tendencia en redes sociales, inclusive el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que dos días antes del magnicidio, él había cenado con el candidato.

Hace unos días, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) instruyó a la Fiscalía General de la República (FGR), antes PGR, a entregar en versión publica una copia de todo el expediente de la averiguación previa CA 003/95 sobre el asesinato del excandidato presidencial del PRI.

Estas fueron sus palabras aquel 6 de marzo, 25 años atrás…

Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Ciudadanos que aún no tienen fincada en el futuro la derrota; son ciudadanos que tienen esperanza y que están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso.

Yo veo un México convencido de que ésta es la hora de las respuestas; un México que exige soluciones. Los problemas que enfrentamos los podemos superar.

Yo me propongo encabezar un gobierno para responderle a todos los mexicanos. El cambio con rumbo y con responsabilidad no puede esperar.

Manifiesto mi más profundo compromiso con Chiapas. Por eso debemos escuchar todas las voces, no debemos admitir que nadie monopolice el sentimiento de los chiapanecos.

Expreso mi solidaridad a todos aquellos chiapanecos que aun no han dicho su verdad, a todos aquellos que tienen una voz que transmitir y a todos aquellos que tienen una palabra que expresar.

Debemos de asumir y debemos de decidir. Debemos de decidir si nos asumimos plenamente como una sociedad plural o si concesionamos sólo a algunos la interlocución de nuestros intereses.