La mañana de este sábado, el gobernador Riquelme Solís rindió su segundo informe en Saltillo

Este es un momento decisivo: es el momento de permanecer unidos, de seguir trabajando de manera coordinada entre el Gobierno Federal, el Gobierno Estatal, los Gobiernos Municipales y la sociedad civil.

Debemos mantener un rumbo claro, y trabajar para todos, sin colores ni ideologías. Nuestra bandera es México y el bien de sus habitantes.

Éste debe ser nuestro objetivo fundamental, porque solo así, podremos superar los nuevos retos que plantea un entorno mundial incierto.

Si queremos que Coahuila siga siendo tierra de oportunidades, debemos preservar el ambiente de seguridad, estabilidad y trabajo en equipo.

 

Para mí, ha sido muy alentador y muy satisfactorio, gobernar para todos y sin ideologías. Los resultados de este segundo informe se dan gracias a la participación de la sociedad entera.

Con este mismo ánimo, quiero agradecer a todos los colaboradores del gobierno, por poner toda su capacidad y voluntad para dar resultados, por estirar los recursos, y por hacer más, con menos.

Los desafíos nos exigen ser austeros y creativos en el manejo de los recursos públicos. En Coahuila nos ponemos la camiseta y vamos a redoblar el esfuerzo.

Amigos legisladores, amigos todos: de lo que hemos hablado aquí, no es de lo que ha hecho su servidor como Gobernador, de lo que hemos hablado aquí hoy, es de lo que hemos hecho todos los coahuilenses y de cómo juntos vencemos cualquier desafío.