Novak Djokovic ganó la final del Grand Slam del Abierto de Australia | Foto: EFE
"La clave del partido fue empezar concentrado y consiguiendo una rotura", comentó

Melbourne.- El tenista serbio Novak Djokovic admitió que su actuación en la final del Abierto de Australia, está en la cima de todas las finales que ha disputado en torneos del 'Grand Slam'.

"He hecho quince errores no forzado en dos partidos, eso es increíble. Creo en que puedo mantener este nivel. Hoy estoy muy orgulloso por las circunstancia y por hacerlo frente a Nadal", comentó el serbio tras certificar su tercer 'major' consecutivo.

El serbio, quien superó al estadounidense Pete Sampras tras firmar su decimoquinto grande, explicó que el tenista de Maryland fue "una de sus primeras imágenes de tenis en su vida".

"Uno de mis primeros recuerdos del tenis es Pete Sampras ganando Wimbledon. En Kapaonik, un pueblo rural al sur de Serbia, nadie había tocado nunca una raqueta. El hecho de verle a él fue un signo del destino para empezar a jugar y, con ello, aspirar a ser tan bueno como él", recordó.

Djokovic, quien no cedió ningún servicio en todo el partido, comentó que "la clave del partido fue empezar concentrado y consiguiendo una rotura".

"Fue muy importante recuperar bien tras los restos e intentar ser agresivo para proteger la línea, así como hacerle sentir presionado por mí. Fue una clave poder realizar el 'break' y ponerme 3-0 en menos de diez minutos", agregó.

El número uno, quien aumentó en casi mil puntos su diferencia respecto al balear, desveló que el australiano Roy Emerson le dijo que estaba muy cabreado por haber superado su marca de seis títulos en el primer 'major' del año.

"La foto que me hice con todas esas leyendas del tenis al acabar fue lo más bonito, la foto más cara de la noche, sin duda", añadió.

Por último, el tenista de Belgrado señaló que tendrá que perfeccionar su juego de tierra más si quiere estar dispuesto a aspirar el título en Roland Garros.

Tengo que trabajar más en ese aspecto en relación con lo que hice el año pasado. Allí tengo el reto de poder ganar a Nadal, aunque también estarán Zverev, Thiem o Federer", concluyó el campeón de siete Abiertos de Australia.