Proyectan que en julio habrá 50 mil casos por semana y entre 200 y 300 muertes. AP
Según la hipótesis más optimista, para fines de julio habría en todo el país menos de 50 mil casos semanales, menos de mil hospitalizaciones y entre 200 y 300 muertes

NUEVA YORK.- Equipos de expertos pronostican que la incidencia del COVID-19 caerá bruscamente para fines de julio en Estados Unidos, de acuerdo con investigaciones publicadas por el gobierno el miércoles.

También advierten que puede haber un “aumento considerable” de hospitalizaciones y muertes si personas no vacunadas no aplican precauciones elementales como el usar la mascarilla y mantener la distancia social.

El documento de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) incluye proyecciones de seis grupos de investigación encargados de pronosticar el curso de la epidemia en Estados Unidos desde ahora hasta septiembre bajo distintas hipótesis, según el desarrollo de la campaña de vacunación y la conducta de la gente.

Según la hipótesis más optimista, para fines de julio habría en todo el país menos de 50 mil casos semanales, menos de mil hospitalizaciones y entre 200 y 300 muertes.