Foto: Especial
Vista de la corte migratoria instalada a un costado del Puente Internacional Puerta de las Américas, en Laredo

SAN ANTONIO, EU.- Cortes instaladas en carpas en El Paso y Laredo, ciudades fronterizas de Texas, comenzaron ayer a procesar a miles de migrantes que son obligados por el gobierno federal a esperar en México en lo que sus solicitudes de asilo avanzan a través de los congestionados tribunales de inmigración

La corte en Laredo abrió con un juez que atendió casos a través de videoconferencia. Los detractores del sistema critican el procedimiento debido a que es cerrado al público y dificulta a los abogados brindar representación legal.

Los migrantes ingresaron a la carpa y dijeron que tenían miedo de ser enviados de regreso a México. El grupo incluía a una mujer hondureña que cargaba a su hija de 4 años de edad, a un salvadoreño que dijo que huía de amenazas de muerte, entre otros migrantes ansiosos por la visa humanitaria.

La jueza Yvonne González tenía 52 casos en su expediente.

Del otro lado de la pantalla, 26 personas se presentaron al tribunal en Laredo. González podía verlos a través del monitor instalado en su juzgado.