Luto. Mientras que miles siguen honrando a las víctimas de Bruselas, el Gobierno enviará a Siria aviones para bombardear al EI el 1 de julio. EFE
Mientras que miles siguen honrando a las víctimas de Bruselas, el Gobierno enviará a Siria aviones para bombardear al EI el 1 de julio

WASHINGTON.- Luego de los atentados en Bruselas, el presidente de EU, Barack Obama, se reunirá con otros líderes mundiales la próxima semana, para discutir la amenaza del Estado Islámico (EI), incluyendo la posibilidad de que el grupo lance un ataque terrorista nuclear, informaron ayer fuentes del Ejecutivo al diario Wall Street Journal.

Días después de los ataques en Bruselas, que dejaron 31 muertos y decenas de heridos, Obama celebrará el encuentro aprovechando la ya programada Cumbre de Seguridad Nuclear que tendrá lugar en Washington a finales de la semana entrante.

Según las fuentes del diario, “los líderes discutirán un escenario hipotético que describa una serie de eventos posibles que conduzcan a una situación de terrorismo nuclear”.

La reunión se centrará específicamente en el EI y en “cómo las acciones nacionales e internacionales podrían mejorar la capacidad para prevenir y responder a episodios de terrorismo nuclear”, dijo el funcionario, quien no indicó si EU tiene constancia de que el EI tenga en sus manos este tipo de armas.

El gobierno de Obama ha sido duramente criticado, especialmente por los sectores republicanos, por no haber desplegado una estrategia más dura contra el EI, pese a llevar año y medio bombardeando sus bases operativas en Irak y

Siria.
Un año y medio después del comienzo de la ofensiva, el EI controla 40% menos de territorio y EU ha lanzado 10 mil ataques aéreos contra el grupo terrorista, cerca de dos tercios de ellos en Irak y alrededor de un tercio en Siria.

CRITICAN FALLAS
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, criticó ayer los fallos de Bélgica en la lucha contra el terrorismo, al destacar que su país arrestó cerca de la frontera de Siria y deportó a Ibrahim El Bakraoui, uno de los yihadistas suicidas del aeropuerto de Bruselas.

Erdogan reprochó la permisividad —a su juicio— de Bélgica con el terrorismo y aludió a la presencia en Bruselas de una tienda de campaña de simpatizantes del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) cuando

Turquía selló con la Unión Europea (UE) el acuerdo para la deportación de refugiados.

“Permitieron que miembros de los terroristas separatistas (en referencia al PKK) pusieran tiendas justo enfrente del Consejo Europeo, permitieron que se mostraran fotos de terroristas y que sus banderas ondearan”, declaró en un discurso en la ciudad de Yozgat.

“¿Y qué pasó sólo un par de días después?”, agregó Erdogan sobre los atentados yihadistas que el martes pasado, sacudieron Bruselas.

Días después de los atentados de Bruselas la identificación de las 31 víctimas mortales avanza lentamente, y hasta el momento se contabilizan 9 nacionalidades diferentes.

La Fiscalía Federal de Bélgica confirmó que el 2° terrorista suicida del aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, era Najim Laachraoui, vinculado también a los atentados del 13-N en París.

Laachraoui era el sospechoso que aparecía a la izquierda en la foto en la que se veía a tres supuestos autores de los atentados del martes, en Zaventem, difundida por la Policía.

La Fiscalía precisó que su identidad se pudo establecer tras las pruebas de ADN y las tareas de investigación de las últimas horas.

Laachraoui, nacido el 18 mayo de 1991, también era investigado por el Ministerio Público en relación con los atentados de noviembre en París, que dejaron 130 muertos.

ESTADOS UNIDOS DICE HABER  ACABADO CON ESTADO ISLÁMICO

El número dos del EI murió en un ataque aéreo en Siria, confirmó el secretario de Defensa de EU, Ashton Carter, quien consideró que su muerte afectará las operaciones de la organización yihadista.

“La eliminación de este líder del EI dificultará su capacidad de realizar operaciones dentro y fuera de Irak y Siria”, dijo Carter sobre la muerte de Abdel Rahmane Al Qadouli, a quien se refirió como “Haji Iman” y de quien dijo operaba como una especie de Ministro de Finanzas del EI.

La situación “está ahora claramente de nuestro lado”, indicó Carter al señalar que EU viene “eliminando sistemáticamente el círculo de dirigentes del EI”.

La página web The Daily Beast señaló, al referirse a la muerte de Al-Qadouli, que éste figuraba en la lista de potenciales sucesores de Abu Bakr al-Baghdadi, considerado el máximo líder del EI.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ofrecía 7 millones de dólares de recompensa por información sobre Al-Qadouli. Las autoridades estadounidenses parecen no haber conseguido sino identificar a unos cuantos de los jefes del Estado Islámico, con los cuales han conformado un listado