Varios países de Europa implementaron medidas en Semana Santa para evitar una cuarta ola por COVID-19. Foto de EFE
Varios países de Europa han endurecido las medidas restrictivas para evItar una cuarta ola por el nuevo coronavirus en la región

El temor a que la cuarta ola de coronavirus desencadene un aumento descontrolado de contagios, sobre todo en plenas vacaciones de Semana Santa, ha llevado a varios países de Europa a plantearse endurecer las medidas restrictivas, entre ellas las relativas a un confinamiento más estricto, para evitar también que se saturen las ucis hospitalarias.

Italia confinada en Semana Santa

Italia ha registrado 417 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas y la presión hospitalaria ha aumentado, mientras que se han comunicado 12 mil 916 nuevos contagios, menos respecto a las últimas jornadas pero también con menos pruebas, informó hoy el Ministerio de Sanidad. El número de muertos en Italia a causa del coronavirus asciende a 108 mil 350 desde que se desencadenara la emergencia sanitaria en febrero de 2020, de un total de tres millones 544 mil 957 contagios detectados desde entonces.

Desde hoy, diez regiones italianas se encuentran en la llamada “zona roja“, la de mayores restricciones, y así se encamina hacia los tres festivos de Semana Santa, 3, 4 y 5 de abril, cuando todo el país quedará confinado.

Los hoteleros italianos están indignados al comprobar que se permite viajar al extranjero durante las vacaciones de Semana Santa, mientras el país está prácticamente confinado con las actividades cerradas y la prohibición de trasladarse de una región a otra.

Francia: el sector sanitario pide “unverdadero confinamiento”

La saturación de las unidades de cuidados intensivos en Francia ha provocado que el sector sanitario alce su voz para reclamar al presidente de la República, Emmanuel Macron, un “verdadero confinamiento” que permita rebajar la presión a la que se ven sometidos.

A la espera de que la estrategia de vacunación pueda traducirse en una ralentización de la epidemia, su constatación es clara: sin medidas más restrictivas, solo les queda como opción transferir pacientes a regiones menos afectadas, abrir nuevas camas de reanimación o seleccionar a los enfermos que pueden atender.

La tasa de incidencia en siete días por cada 100 mil habitantes llega, además, a los 362 casos, muy por encima del nivel de alerta de 50.

Merkel aboga por restringir los movimientos internos

Alemania exige a partir de la próxima medianoche un test negativo de coronavirus a quien llegue por vía aérea al país, mientras la canciller, Angela Merkel, aboga por restringir los movimientos internos y estudia la manera de que los “Länder” implementen de manera consecuente las medidas acordadas.

La obligatoriedad del test fue introducida como respuesta a la avalancha de reservas hacia Mallorcacuando las Baleares dejaron de ser consideras zona de riesgo por COVID-19 y busca obtener la certeza de que los viajeros regresan sanos de sus vacaciones, según el comisionado para el turismo del Gobierno alemán, Thomas Bareiß.

El aumento de la demanda de viajes a Mallorca obligó al Ejecutivo, con escaso éxito, a llamar a la población a prescindir de desplazamientos innecesarios y a las aerolíneas y turoperadores a no ofrecer vuelos adicionales.

La canciller dijo que una medida estricta de limitación de movimientos de la población- que hasta el momento no se ha impuesto en Alemania- podría ser efectiva.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, subrayó hoy que las medidas consensuadas entre el Gobierno federal y los poderes regionales ofrecen “instrumentos eficaces” para luchar contra la pandemia.

Entre estas herramientas destacó el “freno de urgencia” a aplicar a nivel regional cuando la incidencia semanal supere los 100 nuevos casos por 100 mil habitantes, los toques de queda, la reducción de contactos y el teletrabajo, del que se está haciendo menor uso del deseado.

La incidencia acumulada en Alemania sigue subiendo y se sitúa en 134.3 nuevos contagios por 100 mil habitantes, con alrededor de 211 mil 500 casos activos.

España mantiene las restricciones hasta el 30 de abril

España prorroga hasta el próximo 30 de abril la restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados al espacio europeo Schengen, debido al COVID-19, según publica este lunes el diario oficial (BOE).

España roza el riesgo alto de transmisión de coronavirus (más de 150 contagios por cada 100 mil habitantes en 14 días) al aumentar la incidencia media acumulada a 149.2 casos, según los datos oficiales publicados este lunes.

El Ministerio de Sanidad notificó hoy 15 mil 501 contagios y 189 muertes más desde el viernes, con lo que el número total de infectados llega a tres millones 270 mil 825 desde que comenzó la pandemia del COVID-19 y los decesos superan los 75 mil 199.

La incidencia acumulada sube en España once puntos, pero sigue por debajo de la de países como Francia (647.3), Italia (522.7) y Alemania (227.6), en tanto que está por encima del Reino Unido(116.2).