Foto: Tomada de Internet
De las 4 mil 765 personas por esos delitos de 2013 a 2017, sólo mil 101 personas han recibido sentencia condenatoria

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República (PGR) ha tenido una efectividad de 23% en casos relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, lo que ha derivado en que hay asuntos que no llegan a condena por violaciones al debido proceso o por falta de pruebas.

De 2013 a 2017, la PGR detuvo a 4 mil 765 personas por esos delitos, de ese total, sólo mil 101 personas han recibido sentencia condenatoria, es decir, una efectividad del 23%, según información de la dependencia que encabeza el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán.
Se detalla que ante la ausencia de un procurador, de los 4 mil 765 detenidos, 2 mil 308 fueron procesadas, es decir, 48%. Esto es, que, del total de los procesados, la PGR logró acreditar ante un juez mil 298 casos, mismos el impartidor de justicia sentenció, por lo que 56% de los procesados no han recibido sentencia.

Uno de los casos más relevantes en los que se evidenció la incapacidad de la PGR ocurrió el 29 de diciembre del año pasado cuando un juez absolvió por delincuencia organizada y otros delitos a Erick Valencia Salazar El 85 y fue puesto en libertad.

Según la PGR, Valencia Salazar está identificado como uno de los fundadores, junto con Nemesio Oseguera, del "Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)"; no obstante, hubo violaciones al debido proceso y salió de prisión.

Valencia fue detenido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en una casa ubicada en Zapopan, Jalisco; durante el operativo los militares respondieron a las agresiones con arma de fuego.

Fue puesto a disposición del agente del ministerio público de la federación y su acusación se centró en un testigo, sin embargo, el caso se vino abajo porque no pudieron sostener ante un juez la versión oficial.

Erick Valencia Salazar permaneció en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, presentó amparos contra el auto de formal prisión y fue que el 29 de diciembre de 2017 abandonó la prisión.

Al desglosar la información por año, la PGR informó que en 2013 fueron detenidas mil 588 personas por el presunto delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

En 2014 fueron mil 736; 2015, mil 256; 2016, 185; mientras que en 2017 no se tienen registros de detenciones por esos delitos, según la Procuraduría General de la República.

Por otra parte, en 2013 fueron procesadas 706 personas por los mismos delitos; para 2014 fueron 816; en el año 2015 fueron 315; 2016, 417; mientras que de enero a noviembre de 2017 fueron 54 personas procesadas.

La PGR logró obtener de los impartidores de justicia 149 sentencias condenatorias en 2013 por operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

En 2014 fueron 247 casos que terminaron en sentencia; para 2015 fueron 370; en 2016, 227; mientras que de enero a noviembre de 2017 cerró con 108 casos que culminaron en una condena.

Otro de los casos que se vino abajo por violaciones al debido proceso fue el de Sergio Kurt Schmidt, identificado por las autoridades como uno de los objetivos prioritarios y operador financiero de Jalisco Nueva Generación.

Detenido en agosto de 2016, Kurt Schmidt obtuvo su libertad un año después, ordenada por un juez federal, por errores del agente del ministerio público federal ante la autoridad impartidora de justicia.
Durante el cateo del 19 de agosto de 2016 cuando fue detenido el empresario en su domicilio, el fiscal encargado designó dos testigos que eran parte de los ministeriales que ejecutaron el cateo.