Foto: Marco Medina
El menor sufrió severos daños en la tráquea y parte del sistema respiratorio; está evolucionando en forma satisfactoria en el Hospital Universitario de Saltillo

La salud del pequeño Iker, quien fue atacado atrozmente por un perro, está evolucionando en forma satisfactoria en el Hospital Universitario de Saltillo.

Personal médico que atiende al bebé de tres años, sostuvo que los familiares habían solicitado cambiarlo al Hospital del Niño, pero se les notificó que lo ideal era no moverlo.

Se pudo conocer que pese a la evolución, sigue delicado. 

VANGUARDIA publicó ayer que el menor sufrió severos daños en la tráquea y parte del sistema respiratorio.

Ayer por la tarde, Ana Yulisa Muñiz, madre del menor, se presentó a la Agencia de Delitos Culposos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, (PGJE) donde se le hizo saber que el Ministerio Público siguió una denuncia de oficio por lesiones.

Según información oficial, Carmen Julia Martínez, dueña del perro agresor, está en la disposición de llegar a un acuerdo reparatorio, donde se comprometió pagar los gastos que se vayan generando.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado revelaron que no se podrá ejercer acción penal en contra la dueña de la mascota, y en caso de no cumplir con las reparaciones o gastos, sólo habrá acción civil en su contra.