Foto: Vanguardia/Omar Saucedo
Diana Alvarado fue quien arrasó en la categoría femenil del evento

Después de varios años de encontrarse en el baúl de los recuerdos, el Triatlón Largo del Deportivo San Isidro vuelve a tomar impulso en la capital coahuilense y lo hace regresando a la escena, con una asistencia de 150 competidores.

Representantes de Torreón, Monclova y Monterrey, así como triatletas saltillenses, superaron el desafío al recorrer las distancias de 550 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 mil metros en carrera pedestre. 

Este reto que afrontaron los experimentados atletas en el deporte de pruebas combinadas, tuvo su punto clave en la modalidad acuática, ya que por convocatoria, hubo la necesidad de utilizar la fosa con calefacción y la externa, donde hubo varios que lo pensaron antes de zambullirse.

En esta competencia desarrollada bajo un clima fresco y húmedo, no hubo premios absolutos, aun así se pudo observar un evento con alto nivel, al ser los mejores del acontecimiento, Arturo Esquivel Vásquez y Diana Alvarado Lugo, ambos del equipo Evolution.

Arturo Esquivel, logró marcar tiempo de 57 minutos y un segundo, en tanto que Alvarado Lugo registró una hora dos minutos y 20 segundos. 

Fueron custodiados por Oscar Flores y Cosme Fitzgeral; además de Ana Paula Ibarra y Fariba Pourshojai.

En la modalidad de Montaña, destacaron en conseguir los mejores tiempos, Francisco Javier Jiménez y Elisa Ramírez.

Al final del acontecimiento, integrantes del consejo directivo del Deportivo San Isidro, encabezaron la entrega de premios a lo más destacado del Triatlón Largo.