Foto: Especial
La policía catalana cree que el hombre pudo engañar a más mujeres con el mismo modus operandi. Se trata de un estafador, que había sido expulsado y que ya no era cura

España. El ex cura de Sant Vicenç de Castellet (Bages), David de Vargas, de 45 años y de nacionalidad española, que fue detenido por los Mossos por estafar a varias abuelas y haber acumulado más de 3,5 millones de euros, podría haber estafado a más mujeres de edad avanzada, según los Mossos d'Esquadra.

La policía catalana cree que el hombre pudo engañar a más mujeres con el mismo modus operandi. Se trata de un estafador, que había sido expulsado y que ya no era cura, que se acercaba a mujeres de edad avanzada y que con grandes dotes de "seducción y persuasión" se ganaba su confianza hasta el punto que estas le acababan dando todo. Los Mossos lo detuvieron el pasado 17 de diciembre y tendrá que ingresar en la prisión cuando salga del hospital, donde se está recuperando de un intento de suicidio.

Más víctimas: algunas de las mujeres ya están muertas

Pero más allá de las tres estafas que se están investigando hasta el momento en el juzgado de instrucción número 6 de Barcelona, la policía cree que los casos se pueden multiplicar de manera exponencial y ahora se están investigando todos los tentáculos de este excura por si se pueden encontrar más relaciones de este hombre con abuelas de las diferentes parroquias donde sirvió antes de ser expulsado por el Obispado de Vic.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil creen que han identificado como mínimo a dos mujeres más, algunas de las cuales ya han muerto, que habían hecho sospechosas donaciones al hombre. Una de estas mujeres ya muerta dio al ex cura una casa de grandes dimensiones.

Según detalla el juez que lleva el caso en su auto de prisión, la investigación para encontrar a más afectadas todavía se encuentra en una "fase incipiente" y se espera que la policía pueda localizar más.