Tomada de Twitter
El ex receptor de los Bills dejó varios mensajes en el apartamento de su ex novia, así como en su automóvil, en uno amenazaba con matar a la hija de ella

Nuevamente un ex jugador de la NFL se encuentra en el ojo del huracán, también por violencia doméstica, luego de que aparentemente el receptor Roscoe Parrish, dejó mensajes en el departamento de su ex novia amenazándola, así como insinuar que mataría a su hija de 10 años.

La Policia de Florida atendió la solicitud de ayuda y el ex jugador de los Bills ya se encuentra arrestado.

De acuerdo con una copia de una orden judicial presentada por el Departamento de Policía de Mirimar, Florida, Parrish dejó múltiples mensajes escritos el mes pasado para su ex novia, con quien salió regularmente por más de una década antes de separarse definitivamente en 2018.

La ex novia le dijo a la Policía que algunos de los mensajes, que llegaron después de que ella había intentado bloquear la comunicación con Parrish, fueron encontrados en su automóvil, mientras que otros los dejó afuera de su apartamento. 

“Tú (improperio) jaja te encontré, de tu ex”, decía un mensaje, según la orden. “Ima mataré a tu estúpida hija”, decía otro.

Otros mensajes amenazaron a la ex novia de no contactar a la policía.

Tomada de Twitter

Finalmente Parrish fue arrestado el pasado lunes después de que un oficial de Policía de Fort Lauderdale lo detuviera por conducir con matrículas vencidas y vio que tenía una orden de arresto pendiente. El hombre de 37 años fue ingresado en una cárcel del condado de Broward bajo sospecha de acoso agravado y autor de “amenazas de asesinato por escrito”. Ambos cargos son delitos graves.

Parrish fue retenido con una fianza de 100 mil dólares y liberado el martes, según los registros de la cárcel. No está claro cuándo será su comparecencia ante el tribunal. Un mensaje de texto a un número de teléfono a nombre de Parrish no fue respondido de inmediato.

Parrish es nativo de Miami, luego brilló para la Universidad de Miami y después pasó la mayor parte de su carrera de ocho años en la NFL con los Bills de Búfalo, comenzando 14 juegos y también devolviendo patadas. Terminó su carrera en 2012 con 134 recepciones, 1,502 yardas recibidas y 11 touchdowns totales.