Cliver Alcalá se entregó en Colombia tras ser acusado, junto con Nicolás Maduro, por EU de tráfico de drogas

BOGOTÁ, COL.- Un general retirado del ejército venezolano acusado junto con el presidente Nicolás Maduro se entregó en Colombia, y agentes de la DEA lo trasladaron a Nueva York para procesarlo, dijeron ayer cuatro personas enteradas de la situación.

El general Cliver Alcalá ha criticado abiertamente a Maduro durante años, pero el jueves fue acusado de presuntamente operar junto con Maduro, el jefe del partido oficial, Diosdado Cabello, y otro general retirado del ejército, una confabulación narcoterrorista que según fiscales estadounidenses convirtió al Estado venezolano en una plataforma para cárteles violentos y grupos rebeldes colombianos. El Departamento de Justicia estadounidense había ofrecido 10 millones de dólares como recompensa a quien diera pistas para arrestar a Alcalá.

El detenido se encontraba a bordo de un vuelo fletado con destino Estados Unidos desde la ciudad colombiana de Barranquilla, tras renunciar a una audiencia de extradición y acceder a colaborar con los fiscales, dijeron las cuatro personas, que hablaron a condición de guardar el anonimato con el fin de poder declarar sobre acciones que aún no son dadas a conocer.

En Venezuela, la Fuerza Armada ratificó su “lealtad absoluta” al presidente Nicolás Maduro y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, horas después de que Estados Unidos los acusara, junto a más de una decena de funcionarios de Venezuela, por presunto narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Los militares dejaron en claro su “inquebrantable compromiso” con Maduro y Padrino, así como con otros líderes.

Complot’>  El líder opositor Juan Guaidó desestimó el proceso judicial que emprendió la Fiscalía General en su contra por un supuesto complot en el que fueron implicados algunos exoficiales venezolanos a los que les dictaron orden de captura. Guaidó es reconocido como presidente interino de Venezuela por casi 60 países.