Foto: Especial
Serán repartidas entre los casi 2 mil reos de los centros penitenciarios de la región

Como parte de los festejos del Día de la Virgen de La Merced, patrona de las personas privadas de su libertad, la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Saltillo exhorta a la comunidad católica a que done biblias para los hombres y mujeres que se encuentran recluidos en los diferentes penales de la región.

Esta actividad, también enmarcada en las celebraciones de septiembre, instituido por la Iglesia como el Mes de la Biblia, pretende reunir 500 biblias que serán repartidas entre los internos de los 5 centros de reclusión que existen en la entidad, cuya población es de mil 800 internos.      

“La Biblia es un instrumento de gran valor en la acción evangelizadora que la Iglesia ha encomendado a la Pastoral Penitenciaria, para que las personas que se encuentran bajo custodia de la autoridad se reconcilien consigo mismo, con Dios, con sus hermanos y con la creación, y recobren la dignidad humana”, dijo el padre Robert Coogan, capellán de la Pastoral Penitenciaria.

Se pide que los ejemplares sean de la Biblia Latinoamericana y de letra grande, versión que se utiliza en los centros penitenciarios debido a que se trata de un texto que facilita la comprensión  de las Sagradas Escrituras para los internos.

“Tenemos fe en que nuestros hermanos católicos de Saltillo, Ramos, y Arteaga, darán una generosa respuesta a nuestra petición. Ya sea de manera individual, por familia o entre varias personas”, declaró Coogan.

Los interesados en participar en esta obra pueden adquirir las biblias en las casas comerciales que expenden artículos religiosos o en las librerías especializadas en este género, y depositarlas en   la parroquia más cercana a su domicilio.

“Necesitamos la Palabra de Dios, alimentarnos de ella, encontrar ese consuelo, saber que  hay una esperanza de una nueva vida y por medio del Espíritu Santo recibir el menaje que Dios nos tiene”, puntualizó María Elena Estrada, coordinadora de la Pastoral Penitenciaria.   

500  biblias pretenden reunir.

¿Quieres ayudar? Comunícate con María Elena Estrada al 844 107 15 63