Foto: Especial
El médico cirujano Raúl Gámez Gaytán recomendó asearse a diario y verificar si hay cambios de temperatura, hinchazón, ampollas, vejigas, heridas, grietas o cambio de coloración

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Coahuila, alertó a la población con diabetes evite colocar calefactores, focos y artículos calientes cerca de las extremidades, e incrementar las precauciones en el uso de agua caliente.

El médico cirujano Raúl Gámez Gaytán recomendó asearse a diario y verificar si hay cambios de temperatura, hinchazón, ampollas, vejigas, heridas, grietas o cambio de coloración, como puntos azules, rojo brillante o blanco en los pies a fin de prevenir el llamado “pie diabético”.

“Las personas que padecen diabetes, ya sea tipo uno o dos, registran disminución en la sensibilidad de sus extremidades misma que se agrava por las bajas temperaturas debido a que las arterias se contraen y ocurre una mayor resequedad en la piel, grietas e infecciones”, indica el comunicado.

A decir del médico, dichas lesiones en los pies de los diabéticos constituyen una de las complicaciones más serias de la enfermedad y la amputación, menor o mayor, representa el desenlace más desagradable y temido por el paciente ya que  afecta emocional y económicamente tanto al enfermo como a sus familiares y a la sociedad en general.  

Si se llegara a detectar la presencia de alguna alteración, es importante acudir en forma inmediata a valoración médica, ya que es un mal que avanza de forma rápida.