Foto: Especial
El actual padrón de desaparecidos registra mil 865 personas; se presume que un 70 por ciento de los casos están relacionadas con eventos del crimen organizado

El Gobierno de Coahuila destinará 16 millones de pesos para la identificación de cientos de cadáveres, para lo cual se les tomarán muestras de ADN y se contrastará con los perfiles de familias que tienen parientes desaparecidos.

El actual padrón de desaparecidos registra mil 865 personas; se presume que un 70 por ciento de ellas están relacionadas con eventos del crimen organizado.

El Gobierno de Coahuila pondrá en marcha un proyecto a “gran escala” para exhumar cientos de cadáveres, a fin de extraer perfiles genéticos y contrastarlos con los de familias que buscan a mil 865 personas.

Así lo dijo en entrevista el fiscal especial para la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas, José Ángel Herrera, quien explicó que esa institución tiene “un padrón de alrededor de 500 cadáveres que están en fosas comunes y que no están identificados”.

Explicó que ya está autorizado un presupuesto de unos 16 millones de pesos (860 mil dólares) para la identificación de los cadáveres, para lo cual se les tomarán muestras de ADN y se contrastará con los perfiles de familias que tienen parientes desaparecidos.

Este proyecto forma parte de la nueva ley aprobada por el Congreso estatal para la búsqueda e identificación de personas desaparecidas.
La nueva ley, elaborada con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja, destaca que Coahuila es “una de las entidades más afectadas por la desaparición de personas”, una problemática a la que las autoridades “no dieron respuesta oportuna en su momento”.

 

Descartan hallazgo de “Fanny”

Tras la publicación en la página “Tijuana Sin Censura”, donde los administradores presumieron tener indicios de que la joven desaparecida hace 13 años, Silvia Stephanie Sánchez Viesca se encontraba con vida en Tijuana, Baja California, su madre Silvia Ortiz informó que el supuesto hallazgo ya fue descartado. “No es la primera vez que pasa algo así”, dice.

Dentro de la publicación compartida a través de Facebook por la página fronteriza, los administradores compararon dos fotografías en las que aparecía una joven mayor de edad con rasgos similares a los que se aprecian en las últimas fotos de Fanny Sánchez Viesca, desaparecida en Torreón durante 2004. 

“Yo no la reconocí como mi hija, sí tiene características, le faltaba una cicatriz en la ceja, su lunar. 

“Yo ya hablé con la chica de la foto para cerciorarme. Se llama Mayra Guerra y vive con su familia en una colonia de Tijuana, Baja California”, aseguró. 

(Con información de Sinembargo)