Foto: Twitter
Aún se pueden salvar muchas vidas contra el Covid’, señalan los 10 gobernadores al establecer la urgencia de que Gobierno federal libere recursos de emergencia para enfrentar la pandemia

 

Durante la reunión de la CONAGO en SLP, los 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista advirtieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que el tiempo se agota, por lo que urge una estrategia nacional para superar las amenazas en salud y economía, lo que exige una inmediata Convención Hacendaria.

El Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, señaló que en su posicionamiento, la Alianza puntualizó la importancia de que la Federación finalmente se sume a las acciones que los 10 Mandatarios estatales realizan y que han dado buenos resultados tanto en el tema de salud como en la actividad económica.
 
“Se dejó en claro que ya no hay más tiempo para que la Federación nos empiece a apoyar en puntos que son, desde elementales en comunicación y acciones, como en reformas trascendentales, como la conformación de un nuevo Pacto Fiscal, pues es la forma en que México debe enfrentar las siguientes fases de la pandemia. Ya se perdió tiempo muy valioso con graves consecuencias para el País, principalmente que costó la vida de miles de personas”, dijo  Riquelme Solís.

“Quienes integramos la Alianza hemos hecho todo lo que está al alcance de nuestros recursos humanos, materiales y financieros. Muchos tenemos casos que son ejemplo a nivel mundial sobre el trabajo de contención del Covid, pero se requiere de los recursos que son de nuestros ciudadanos y que por el esquema federal actual no llegan para lo que tendría que ser: proteger la vida”, expuso el mandatario coahuilense.

Los 10 Gobernadores reafirmaron sus deseos de colaboración y coordinación plena con la Federación, por lo que requirieron de una respuesta expedita, no para beneficiar a gobiernos o partidos: “Se lo pedimos para salvar cientos de miles de vidas”.

 De esta forma, la Alianza Federalista hizo las siguientes propuestas al Presidente:

 1)        Asignación de presupuesto extraordinario: Con los recursos ordinarios, la Alianza Federalista ha invertido más de 12 mil millones de pesos en conversión hospitalaria, adquisición de hospitales móviles, habilitación de centros de recuperación, equipamiento de hospitales, compra de pruebas, puesta en marcha de laboratorios para pruebas, contratación de personal y su equipo de protección, por mencionar sólo algunos aspectos.

2) Inversión para fortalecer todas las instituciones médicas del Sector Salud.

3) Soluciones tecnológicas para prevención y rastreo de contactos de contagiados.

4) Tener el panorama claro, saber y aceptar las magnitudes reales de la pandemia.

Uno de los pilares para superar la pandemia, advirtieron los Gobernadores, es la urgente necesidad de establecer un nuevo Pacto Fiscal, esto debido a que el Sistema de Coordinación Fiscal se ha convertido en reglas rígidas, unilaterales y que pocas veces escucha y atiende las necesidades de las Entidades Federativas y sus Municipios.

En este aspecto, se hicieron  dos propuestas para que sean consideradas y, en su caso, aplicadas de manera inmediata:

PRIMERO.- Convocar a una nueva Convención Hacendaria para modificar el arreglo fiscal y su sistema de coordinación, para hacer de éste un esquema mucho más justo y equilibrado.

SEGUNDO.- Que los trabajos preparatorios de esta convención sirvan para perfilar medidas de corto plazo en materia de justicia tributaria, en el entendido de que los acuerdos de la Convención Nacional y el Nuevo Pacto Fiscal tendrían efectos para el Ejercicio Fiscal 2022.

ENERGÍAS RENOVABLES

Durante la reunión de CONAGO, la Alianza Federalista también fijó posición ante el presidente López Obrador en el tema de las políticas públicas federales aplicadas en energías renovables.

Los Gobernadores comparten la condena a quienes usaron esta agenda para hacer negocios inmorales, quienes deben ser castigados con todo el peso de la Ley, pero advirtieron que el otro extremo, el de una visión que busca monopolizar en las empresas nacionales como CFE y PEMEX, el futuro del País, apostando por las energías fósiles e incumpliendo de manera evidente los compromisos internacionales firmados por México en materia de Cambio Climático, es también un grave error.

En este aspecto, el posicionamiento de la Alianza pidió al Presidente:

PRIMERO.- Que las entidades federativas convengan con la Federación funciones compartidas en materia de gestión energética cuando los planes de inversión de CFE y PEMEX sean insuficientes respecto a las necesidades del crecimiento y de los planes de desarrollo regionales, para:

*Regular, supervisar y facilitar la inversión y operación de sistemas eléctricos aislados.

*Gestionar las evaluaciones del impacto social y ambiental.

*Simplificar la puesta en servicio de los proyectos,

particularmente los que no requieran uso de la infraestructura
federal.

*Establecer los instrumentos económicos fiscales o incentivos de mercado para los proyectos de generación basados en fuentes limpias y renovables.

SEGUNDO.- No se propone debilitar la rectoría del Estado, se propone que el Estado Mexicano fortalezca esa rectoría a través de los Gobiernos Estatales: La soberanía energética debe ser motivo de generosidad y unidad

Te puede interesar