Foto: Sandra Gómez
En la reunión expresaron su preocupación por las privaciones de la libertad de que han sido objeto algunos empresarios, sobre todo en La Laguna de Durango

Torreón, Coahuila. -  En Coahuila falta socializar el Nuevo Sistema Penal Acusatorio (NSPA) porque la población no entiende el espíritu fundamental y esencia del mismo, el cual no busca mantener a los delincuentes en la cárcel, como anteriormente se hacía, sino que existen caminos por lo que pueden recobrar su libertar, solo que hayan aceptado su culpabilidad y reparado el daño causado.

Así lo expresó Fernando Menéndez Cuéllar, presidente de Coparmex Laguna, en la reunión que el Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP), sostuvo con el Fiscal General del Estado, Gerardo Márquez Guevara.

Manifestó que por falta de conocimiento del NSPA, con frecuencia la ciudadanía se queja de la llamada “puerta giratoria”, por donde los delincuentes entran a la cárcel y salen al poco tiempo de haber sido detenidos y así, pero la investigación continúa.

Por su parte, el Fiscal explicó que su responsabilidad es dirigir la política de persecución penal, los criterios generales y las prioridades en la investigación de los delitos, así como trabajar en el esclarecimiento de los hechos; en la protección de inocentes y de las víctimas; en el castigo a los responsables, en la reparación del daño y en allanar el camino para alcanzar soluciones pacíficas en los conflictos sociales.

Dijo que se están generando lazos y acciones para la socialización del sistema, que pidió entenderlo como el camino que conduce al arreglo restitución, mínima intervención penal, presunción de inocencia y debido proceso.

A los delincuentes no es malo que los detengan, pero hace falta trabajar más en la prevención de los delitos y eso se puede lograr solo con la colaboración de la ciudadanía con las autoridades, consideró el dirigente patronal.

Los asistentes a la reunión, expresaron su preocupación por los “levantones” o privaciones de la libertad de que han sido objeto algunos empresarios, sobre todo en La Laguna de Durango.

Expresaron que este tipo de delitos es una preocupación muy grande entre los empresarios y que se deben calificar como secuestro y no como robo, tal como han tipificado las autoridades del vecino estado los recientes acontecimientos.

Menéndez Cuéllar mostró la preocupación del gremio empresarial por los “levantones” de que han sido objeto dueños de negocios en Gómez Palacio y que después de haber sido secuestrados en aquella ciudad, son traídos a Torreón.

Los empresarios se quejaron asimismo de la falta de nuevas inversiones que generen empleo, no obstante, dijeron se han anunciado algunas, pero ninguna concretada, “todo ha sido mediático”, señalaron.

Es ahora cuando menos inversión se registra en La Laguna de Coahuila-Durango y eso también general inseguridad, aceptó el empresario.