Los manifestantes llegaron hasta el Palacio de Gobierno | Foto: Armando Ríos
Al menos 100 personas participaron en la manifestación pacífica

Un contingente de por lo menos 100 personas realizó una manifestación pacífica en el primer cuadro de la ciudad, exigiendo la pronta resolución del caso de violencia sexual contra dos menores denunciado a finales del año pasado en el Kinder Borja de Saltillo, y manifestaron que el ministerio que investiga el hecho, ha entorpecido las diligencias que podrían revelar que los acusados en realidad son inocentes.

En respuesta a una convocatoria difundida por amigos y familiares, los compañeros de los acusados Gerardo y Servando N, se concentraron en la Plaza San Francisco del Centro de Saltillo para emitir un pronunciamiento donde pidieron al Gobernador, Miguel Ángel Riquelme, intervenir en el caso para que el proceso penal esté sujeto a derecho y se lleve con transparencia.

“Sabemos de antemano que Coahuila se caracteriza por ser un pilar donde prevalece la ley de la protección de los derechos y deberes de los niños, niñas y adolescentes. Es por eso que acudimos a usted con el mayor interés de que este caso concluya con la transparencia y haya justicia tanto para la parte afectada como para los imputados”, expresó el pronunciamiento.

El fin de semana pasado en el Centro de Salud Mental del Estado, la defensa de los imputados denunció que la falta de un oficio firmado por parte del Ministerio Público de la Fiscalía, impidió que se realizarían las pruebas psiquiátricas a los menores con las cuales culminaría la investigación complementaria que se deberá presentarse en una audiencia de desahogo de pruebas que será punto clave para esclarecer los hechos.

De acuerdo con uno de los familiares que tomó la palabra, fue esta noticia la que los llevó a realizar la concentración que culminó en el Palacio de Gobierno donde entregaron a las autoridades el pronunciamiento firmado por los presentes.

Por su parte, Carlos Báez, secretario de la sección quinta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, manifestó que la convocatoria a la marcha no se hizo en nombre de dicha institución; dado que el interés de los asistentes amigos y familiares, fue reafirmar que en la trayectoria de Gerardo “N”, nunca hubo siquiera un reporte administrativo en su contra.

“El Ministerio Público ha realizado un trabajo que se podría decir nulo que está haciendo que se alargue el proceso de los compañeros. Confiamos que los compañeros son 100 por ciento inocentes; sin embargo, seremos respetuosos de lo que diga el juez. Pero necesitamos que para que exista esa resolución, el ministerio público acuda a los llamados que hace la misma juez”, expresó.

Gerardo “N” quien era acompañante musical del Kinder y Servando “N” quien era intendente de la institución infantil están enfrentando cargos por el delito de violencia impropia presuntamente contra dos menores de una familia, y próximamente irán a una audiencia intermedia de la cual, fuentes cercanas al caso han manifestado que ya se tienen la mayoría de las pruebas a presentar; sin embargo, todavía no se ha dado a conocer si el dictamen solicitado a la SEDU donde se tenían registros de que los menores ya habían manifestado signos de violencia en su estancia en anteriores instituciones, ya fue otorgado.